la_region
Viernes 29 de Septiembre de 2017

Arequito: la instalación de una industria divide opiniones

La posible radicación de una empresa de reciclado de residuos industriales promete trabajo, pero preocupa por sus efectos ambientales

La posibilidad de que una empresa multinacional instale en Arequito una planta de reciclado de residuos industriales puso en alerta a la comunidad y divide opiniones en medio de un clima que conjuga incertidumbre y preocupación. Es que la expectativa que despierta la iniciativa en materia de generación de puestos de trabajo se contrapone al temor social de que el multimillonario emprendimiento afecte al medio ambiente y la salud de la población.

El tema intranquiliza al punto que un grupo de vecinos creó una página de Facebook para visibilizar su descontento bajo la denominación "Arequito sin contaminación", al tiempo que ya fue remitida a la comuna una nota con centenares de firmas para pedir una audiencia pública destinada a informar los alcances del proyecto.

La empresa interesada en desembarcar en la capital nacional de la soja es la firma Befesa, que tiene plantas en distintos países del mundo, entre ellos, la Argentina, e invertiría unos 50 millones de dólares para la instalación de un establecimiento de reciclado de zinc de polvo de acería. Esto generaría 60 y 80 puestos de trabajo.

El emprendimiento, de prosperar, funcionaría en un predio rural de 36 hectáreas ubicado a unos dos kilómetros al norte del casco urbano y cuyo espacio ya fue afectado para el desarrollo de nuevas actividades industriales. Todo esto a instancias de una resolución sancionada en octubre del año pasado por la comisión comunal.

Factibilidad

No obstante, su viabilidad dependerá de los estudios de factibilidad ambiental, hídrica y social que, solicitud mediante, está llevando adelante la provincia para determinar si tal radicación implicaría un impacto perjudicial o no para la comunidad arequitense.

De ser aprobado, la comuna prevé cotejar el resultado con consultas externas, fundamentalmente en el ámbito universitario, a fin de arribar a una conclusión que no admita "desconfianza" entre los vecinos.

Así lo aseguró ayer a La Capital el jefe comunal, Juan Pablo Larrambebere, quien además manifestó su voluntad política de realizar una audiencia pública en caso que los estudios de factibilidad posibiliten a la empresa avanzar con el pedido de autorización comunal, aún no concretado, para su instalación y habilitación comercial.

"Si ello sucede, entonces apelaremos a este mecanismo para que todo el pueblo conozca de que se trata el emprendimiento ya que de lo contrario no tendría sentido", dijo, para luego indicar que tiene redactado un proyecto de ordenanza que contempla este y otro tipo de acciones y procedimientos que contribuyan a despejar dudas y garantizar transparencia en el proceso.

"Gran riesgo"

En tanto el representante de la minoría en la comisión comunal, Gabriel Bustamante, se manifestó en contra de la instalación de la empresa porque "implicaría un gran riesgo para la salud de la población ya que la actividad que desarrolla es contaminante, tal como lo reconoció incluso días atrás en declaraciones a la prensa una funcionaria de medio ambienta de la provincia, por lo que sería sumar un problema más a los que ya existen para el ambiente con los basurales a cielo abierto, la utilización agrotóxicos y la eliminación de afluentes, entre otros factores".

En esa misma línea cuestionó la forma en que la actual gestión comunal encaró el asunto en cuestión al sostener que "debería haber informado con claridad desde el primer momento a la comunidad e incluso a la oposición que represento para que no haya malos entendidos".

Si bien admitió que el jefe comunal comentó sobre conversaciones que había mantenido con funcionarios y representantes de la empresa aseguró que su acompañamiento a la resolución por la cual la comuna afectó al desarrollo de nuevas actividades industriales el predio rural donde se instalaría Befesa lo hizo "a favor de la atracción de capitales que generen trabajo y no afecten la salud de la población".

Bustamante, quien además es candidato a jefe comunal por el Frente Justicialista, también recordó que en julio de este año que requirió por escrito información que tampoco le fue suministrada. "Solo me contestaron —aseguró— que la provincia estaba realizando los estudios de factibilidad para el uso del suelo pero sin mayores precisiones, razón por la cual comencé a asesorarme y tome la decisión, más allá de los resultados que arrojen los estudios de factibilidad, de oponer a la instalación de esta empresa porque lejos de reportar beneficios implicara consecuencias no deseadas para el pueblo".

Plebiscito

El representante opositor dijo también que propondrá que se realice un plebiscito vinculante porque "tamaña decisión no puede quedar supeditada a la postura de una comisión comunal".

De ser autorizada su radicación la planta comenzaría recién con el proceso de tratamiento de reciclado tras acopiar durante cuatro años residuos industriales destinados a tal fin.

Esta situación incrementa todavía más la preocupación de los vecinos ante el temor de que "la gran acumulación de metales que quedará expuesta a las lluvias y otros factores climáticos termine contaminando las napas freáticas" que están cerca de la superficie terrestre.

"Estamos preocupados, ya que se comenta que esta empresa sería nociva para la salud, pero lamentablemente hay poca información sobre el tema", coincidieron en señalar varios vecinos consultados por este diario en distintos sectores del pueblo.

Y en ese contexto, resultó elocuente el testimonio de una mujer que trabaja en un bar céntrico de la localidad, quien no dudó en afirmar que "por lo que se escucha acá, la opinión de la gente está dividida, porque si bien hay temor de que esta empresa contamine, muchos piensan en el trabajo que podría generar para el pueblo".

multinacional. Befesa tiene plantas en distintos países del mundo.

Comentarios