Casilda
Miércoles 03 de Mayo de 2017

Aprobaron una nueva ordenanza de pirotecnia cero

Tras el fracaso de la anterior instrumentación para prohibir su venta y manipulación, ahora el Concejo aprobó una norma por unanimidad.

Tras el "fracaso" que significó hace un tiempo en Casilda la instrumentación de una ordenanza para prohibir la venta y manipulación de pirotecnia ahora el Concejo aprobó por unanimidad una normativa similar con la perspectiva de que esta vez logre resultados esperados.

La norma de pirotecnia cero que fue sustituida, tras surgir en octubre de 2011, por otra más flexible en diciembre de 2013 tendrá una nueva chance para ponerse a prueba.

La nueva herramienta legislativa, si bien emula el espíritu de la que no tuvo éxito, es superadora ya que tiene "mayor contenido y fundamentos". Así lo dijo su impulsor y actual secretario municipal de Seguridad Ciudadana, Federico Censi, quien cuando no era funcionario fue coautor junto a dos vecinas casildenses de la norma anterior de pirotecnia que luego quedó sin efecto y cuyo proyecto habían presentado haciendo uso de la banca ciudadana.

Aunque admite que llevará tiempo lograr el fin buscado se mostró convencido de que "se dio un gran paso con la sanción de esta flamante ordenanza". La norma apunta a desalentar el uso de esos artefactos ejerciendo fuertes controles, básicamente en comercialización.

"Es cierto que pueden ir a otras localidades a comprarla pero impedir la venta en la ciudad es un traba importante", dijo Censi, quien además es jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Casilda cuya institución brega desde hace tiempo por el no uso de artefactos explosivos a través de campañas de prevención que se realizan en vísperas de las fiestas de fin de año.

"Pensar que esta situación se resolverá en forma inmediata es un error ya que además de velar por el cumplimiento de la ordenanza es vital profundizar las tareas de concientización para lograr el cambio cultural con la vista puesta en una mejor calidad de vida para todos".

La decisión adoptada por el Concejo fue celebrada especialmente por las organizaciones protectoras de animales que vienen militando desde hace años por el tema en cuestión y confían en que la instrumentación de la sancionada ordenanza correrá mejor suerte que la experiencia anterior.

Con el fin de evitar ruidos molestos que afectan la salud y seguridad básicamente de personas mayores y animales domésticos, la norma prohíbe en toda la jurisdicción casildense "el uso particular, fabricación, tendencia, guarda, acopio, exhibición, manipulación, depósito, circulación, transporte, venta o cualquier otra modalidad de comercialización mayorista y minorista de elementos de pirotecnia".

La prohibición alcanza a las industrias y comercios radicados en Casilda, y a particulares y vendedores ambulantes. Tampoco se podrá usar pirotecnia en manifestaciones en la vía pública, sean culturales, deportivas, sindicales o políticas.

Multas severas

Los controles para el cumplimento de la norma se harán entre el municipio y la policía además de contemplar la participación de bomberos y Defensa Civil u otros organismos estatal. Para quienes infrinjan lo reglamentado se prevén multas desde 500 a 6.000 Unidades Fijas (UF), lo que significa sumas que van de 11 mil a 132 mil pesos ya que cada unidad equivale al valor de un litro de nafta súper.

Se exceptúa de lo dispuesto, pero sólo para el uso de fuegos artificiales, la realización, con autorización del Ejecutivo, de encuentros que "convoquen el interés mayoritario de la población" y se exigirá como requisitos la presentación de la habilitación del Renar a la empresa que se encargará de arrojar la pirotecnia y al personal que hará las detonaciones, además de un plan de emergencia y difundir con antelación el lugar, día y hora.

Quedan excluidos de la norma los artefactos pirotécnicos para "señales de auxilio, emergencias náuticas y uso de las Fuerzas Armadas, Seguridad, Defensa Civil".

Comentarios