AMRA
Sábado 16 de Septiembre de 2017

Amra: "Los sanatorios aceptan un negocio que no le conviene a nadie"

Ahora bien, ¿cerrar acuerdos con el Pami es una salvación para los prestadores, y no hacerlo implica su desaparición?

Eduardo Taboada, secretario general de Amra Santa Fe, el gremio que nuclea a los médicos en relación de dependencia, patea el tablero y echa por tierra esta idea. "Los sanatorios hacen agua porque aceptan un negocio que no le conviene a nadie. El sistema transfiere el riesgo al prestador, que después no cumple, y termina ajustando por el lado de los profesionales, que no cobran", afirma.

El dirigente médico está convencido de que hay que "barajar y dar de nuevo", para que "el hilo no se corte por lo más delgado. Los sanatorios toman la cápita del Pami porque eso les ayuda a solventar una serie de gastos, pero con ese dinero no les pagan a los profesionales, y la consecuencia es que se termina resintiendo la atención. Porque la cápita, directamente, no alcanza", asegura.

Taboada cree que el caso del sanatorio Gomara en Villa Gobernador Gálvez es diferente al de los demás, porque "ahí hubo un problema de gerenciamiento y administración por parte de la empresa Masa", con la que los médicos mantienen incluso un litigio.

Más allá de eso, y según su lectura, el problema asistencial se agrava a medida que la atención se aleja de las grandes ciudades, porque fuera de ellas hay menos prestadores. "Los sanatorios cierran acuerdos porque creen que el Pami los va a salvar. Pero en realidad, termina condenándolos", remata.

Comentarios