la_region
Viernes 19 de Mayo de 2017

Agrana Fruit, firma asentada en Coronda, insiste con pedir el proceso de crisis

Los representantes de la empresa Agrana Fruit SA, la más grande de las ocho industrias que existen en Coronda, no sólo confirmaron en las oficinas del Ministerio de Trabajo de Santa Fe la intención de trasladarse a la provincia de Corrientes, sino que pedirán una declaración de "empresa en proceso de crisis" que, de convalidarse, les legitimará la oferta de pagar sólo la mitad de las indemnizaciones a los más de 50 empleados directos que posee.

Ello generó una inédita y severa reacción de los diputados de la provincia que ayer aprobaron sendas resoluciones sobre la cuestión, además de ratificar el acompañamiento y la solidaridad con los empleados que ven peligrar sus fuentes laborales. Estos, que habían asistido en la ciudad de Santa Fe a la reunión en el Ministerio de Trabajo, se trasladaron hasta las barras del recinto para seguir de cerca la sesión.

"No es verdad que hay una empresa que atraviesa una crisis. ¿De qué crisis hablan estos empresarios que el año pasado facturaron ganancias por más de 2 millones de euros y compraron a la única firma que le hacía competencia en el país radicada en Corrientes para convertirse en monopólica? Lo que hay es una decisión empresaria de irse a la planta que compraron, sin importarle que dejen una ciudad devastada. Hago mías las palabras del ministro de la Producción que dijo "prefiero una pyme atada con alambre a una multinacional sin compromiso social". Yo digo lo mismo", sostuvo con la voz quebrada la diputada Victoria Tejeda, quien vive en Coronda.

La firma de capitales austríacos procesa pulpa de frutilla que exporta a distintos puntos del mundo y es, desde el año pasado en que compró a su par correntina, la única del país que se dedica a este producto. En torno a la frutilla gira gran parte de la actividad privada y la economía corondinas. El intendente, Marcelo Calvet, advirtió que la firma "emplea en forma directa a más de 50 trabajadores, pero en temporada alta puede alcanzar a los 200 empleos temporarios y, encima, hay que contemplar los productores que la abastecen que en su inmensa mayoría son de la zona".

Medidas urgentes

El abogado Juan Manuel Pusineri, representante del Sindicato de la Alimentación, aseveró que ese gremio no permitirá que desguacen o cierren la planta. Para ello los empleados, el gremio y los diputados han coincidido en pedir dos medidas urgentes. La primera, que el Ministerio de Trabajo no homologue el pedido de proceso en crisis. La segunda, que el Ejecutivo provincial gestione ante la Nación que vía la embajada de Austria se tome contacto con dueños de Agrana Fruit.

Es que esa es la principal dificultad, supuestamente deliberada, que enfrentan los empleados, sus representantes gremiales y todos quienes quieren sentar la empresa a la mesa para conversar sobre sus planes: no saben ni tienen contacto con los dueños e incluso no lo tienen, según dijeron ayer en la sede ministerial, los representantes que, por tal razón, carecen de poder decisorio para resolver nada.

Comentarios