El Mundo
Jueves 08 de Septiembre de 2016

La visita de Trump a México le causa una crisis de gabinete a Peña Nieto

Debió echar al titular de Hacienda, impulsor de la polémica reunión. La canciller presentó su renuncia, pero le fue rechazada

La polémica visita de Donald Trump a México le costó al presidente Enrique Peña Nieto una fuerte crisis de gabinete y la cabeza de su principal ministro. Peña Nieto aceptó la renuncia del ministro de Hacienda Luis Videgaray, el impulsor de la visita al país del candidato republicano. La recepción que dio Peña Nieto a Trump el pasado 31 de agosto causó una ola de repudio en México, que ayer se decantó en crisis de gabinete. "Trump se cobró su primera víctima en México", comentaban los analistas políticos.

"Ha sido un funcionario comprometido y leal con el presidente de la república", destacó Peña Nieto al despedirse de su ministro, sustituido en el acto por el hasta ayer titularo de Exterior y Desarrollo Social, José Antonio Meade. Peña Nieto no mencionó las razones que motivaron la salida de la hasta hace poco figura estelar de su gabinete. Sin embargo, desde hace días Videgaray era mencionado en la prensa mexicana como quien propuso invitar a Trump y a la demócrata Hillary Clinton —quien no aceptó la invitación— para enviar una señal de tranquilidad a los mercados. Peña Nieto dice que la decisión fue sólo suya.

La reunión de Peña Nieto con Trump, realizada en la residencia oficial del presidente, Los Pinos, visto como el enemigo público número uno por los mexicanos, generó el mismo día de la visita una tormenta de críticas en las redes sociales y devino en un alto costo político para el gobierno. Este ya de por sí están en niveles bajos de popularidad. Trump lleva adelante desde el lanzamiento mismo de su campaña en julio de 2015 una campaña abiertamente antimexicana rumbo a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. El punto principal de la polémica es que afirma que construirá un muro en la frontera, y que lo hará pagar a México. Además, tildó de "violadores y narcotraficantes" a los inmigrantes mexicanos. Peñan Nieto debió salir el mismo día de la visita de Trump, el pasado 31 de agosto, a aclarar en Twitter que le había puntualizado a Trump que México no pagaría por el muro fronterizo. Pero el tuit presidencial sólo lo hizo quedar en ridículo. Los mexicanos lo "retuiteaban" con comentarios mordaces.

Rebelión. La invitación también provocó una seria crisis en el gabinete. Miguel Angel Osorio Chong, ministro de Gobernación, y Claudia Ruiz Massieu, ministra de Relaciones Exteriores, intentaron que el presidente cambiara de opinión y cancelara la entrevista con Trump, pero Peña Nieto mantuvo la decisión. Ruiz Massieu incluso puso su renuncia a disposición de Peña Nieto. Versiones señalan, que Videgaray recibió a Trump en el hangar presidencial el miércoles 31 de agosto y lo acompañó en el helicóptero en el vuelo rumbo a la residencia presidencial de Los Pinos. Al día siguiente y con la ola de indignación instalada, Videgaray defendió la invitación a Trump en un debate en la televisión. "Son millones de empleos, industrias completas y la vida de mucha gente que depende de cuál sea la relación con el próximo gobierno de Estados Unidos", advirtió el ministro al justificar la decisión. Videgaray, que estuvo presente en el encuentro, dijo que Peña Nieto trató de explicar al republicano los beneficios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que el magnate ha prometido revisar de llegar a la presidencia. El Nafta (por sus siglas en inglés) es el mayor tratado de libre comercio por volumen, y se inauguró en enero de 1994. Es vital para la economía mexicana, muy dependiente de las exportaciones a EEUU.

Influyente. Videgaray era uno de los hombres más influyentes del entorno presidencial y fue una figura clave en las reformas estructurales impulsadas por Peña Nieto, en particular la reforma presupuestaria. Fue también colaborador de Peña Nieto cuando era gobernador del Estado de México y se convirtió en 2012 en el coordinador de su campaña electoral para la Presidencia. El cambio en Hacienda se produce a dos años de que termine el gobierno de Peña Nieto y un día antes de la presentación del paquete económico para el año próximo en el Congreso. Según el analista político Javier Oliva, la salida de Videgaray no necesariamente está ligada a la "pifia" de la visita de Trump, aunque "puede interpretarse así. Es una variable". Para Oliva, Videgaray también podría estar poniéndose en ruta para ser candidato a gobernador del Estado de México en junio del año próximo.

Trump dice que hará pagar a México el muro que planea construir en la frontera, confiscando el dinero de inmigrantes mexicanos. En la conferencia de prensa que ofrecieron junto a Peña Nieto después de reunirse, el presidente guardó silencio sobre el tema de quién pagará por el muro. Trump en cambio aseguró que México si pagará, aunque "todavía no lo saben".

Comentarios