Edición Impresa
Sábado 28 de Marzo de 2009

La UNR debate la ley de medios

Con foros, talleres y jornadas de discusión, las universidades se preparan para ser uno de los epicentros principales del debate sobre la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual, proyecto que propone reemplazar a la polémica legislación heredada de la dictadura. A Rosario el debate llegará de manera oficial el 20 de abril en la Sede de Gobierno de la UNR.

Con foros, talleres y jornadas de discusión, las universidades se preparan para ser uno de los epicentros principales del debate sobre la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual, proyecto que propone reemplazar a la polémica legislación heredada de la dictadura. A Rosario el debate llegará de manera oficial el 20 de abril en la Sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Con las firmas de Jorge Rafael Videla, José Alfredo Martínez de Hoz y Albano Harguindeguy, en 1980 salió por decreto la ley 22.285 de radiodifusión. Pese a sufrir diferentes modificaciones en los últimos años, es una de las leyes del Proceso que no ha logrado ser cambiada de raíz. Las presiones económicas y políticas desde la vuelta a la democracia hasta ahora truncaron distintos proyectos legislativos.

Pero con la presentación por parte del gobierno nacional del anteproyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual —con un título más acorde a los cambios de las últimas décadas— se abre una nueva etapa de debates que buscará cumplir con "una vieja deuda de la democracia", tal como la calificara la propia presidenta de la Nación.

El anteproyecto de ley toma como base el documento de 21 puntos básicos acordados por la Coalición por una Comunicación Democrática, iniciativa firmada por entidades derechos humanos, organizaciones sociales y gremiales, radios universitarias y facultades de comunicación del país.

Justamente estas últimas tendrán un lugar de importancia en el nuevo diseño comunicacional argentino, ya que el rol de las universidades aparece varias veces citado en el anteproyecto de ley nacional (ver aparte). Pero además de los lugares concretos que se le destinan a las instituciones de educación superior, jugarán un papel destacado como espacio debate. "Las universidades, sus estudiantes, sobre todo en materia de ciencias de la información van a ser uno de los núcleos y puntos nodales centrales en la discusión y en la formación de este proyecto", señaló en este sentido la presidenta Cristina Fernández en el acto de presentación de la iniciativa legal.

La Universidad Nacional de Chaco Austral será el lunes próximo la primera escala donde arribará Gabriel Mariotto, titular del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) para iniciar una serie de foros para debatir la norma. El segundo encuentro será al día siguiente en la Universidad Nacional del Nordeste (Corrientes), y el miércoles 1º de abril llegará a la Universidad Nacional de Misiones.

En Rosario, la cita se prevé para la segunda quincena de abril —probablemente el 20— en la Sede de Gobierno de la UNR, Maipú 1065. En la jornada, de 8 a 18, un panel con autoridades universitarias y del Comfer abrirán el capítulo local del foro nacional, donde también habrá mesas y talleres con la presencia de representantes de medios, especialistas y periodistas, entre otros.

"Es vital que la Universidad participe en este debate, tiene mucho que decir porque es el ámbito académico y de formación", apunta Edgardo Carmona, titular del Sindicato de Prensa de Rosario. Indica que junto con organizaciones sindicales, medios de comunicación, las facultades son "instituciones que deben estar tanto en los debates como en los organismos de control", tal como lo contempla el proyecto de Nación.

A 25 años

"Creo que es una vergüenza que después de casi 25 años de democracia todavía la radiodifusión, con la importancia que han adquirido los medios, siga rigiéndose por una ley que lleva la firma de la Junta Militar", apunta el vicerrector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Eduardo Seminara. Periodista y ex director de la carrera de comunicación social local, Seminara cuestiona la ley en vigencia: "Se caracteriza por ser altísimamente restrictiva y antidemocrática, porque además no permite la participación de un montón de sectores sociales de importancia como cooperativas, mutuales y universidades".

Con respecto a la posibilidad que abre la nueva norma para que las universidades tengan espacios en la televisión, sostiene que "la UNR tiene en la Escuela de Comunicación Social uno de los estudios más lindos de la ciudad", y que por tanto no sería descabellado pensar en un proyecto que, al estilo de Canal Encuentro, genere contenidos audiovisuales con anclaje en la realidad regional.

"Frente al proceso devastador de la globalización económica y financiera, con valores que no son propios de Latinoamérica, el compromiso de la Universidad pública es fortalecer la producción de valores y productos culturales regionales. Nuestros movimientos artísticos no tienen cabida en ningún lado, y si tenemos las herramientas para darlos a conocer y no los aprovechamos estamos estafando a nuestra propia gente que produce y se queda en la región aportando al mejoramiento cultural de la misma", concluye Seminara.

Comentarios