Edición Impresa
Sábado 19 de Septiembre de 2009

La Ucel amplía su oferta con la carrera de abogacía

La Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (Ucel) sumó a su oferta académica la carrera de derecho. Desde la institución señalan que la propuesta académica apunta a preparar al abogado “para todo tipo de actividad gubernamental o privada que le impone ampliar la percepción de la realidad social y el mundo de las ideas”.

La Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (Ucel) sumó a su oferta académica la carrera de derecho. Desde la institución señalan que la propuesta académica apunta a preparar al abogado “para todo tipo de actividad gubernamental o privada que le impone ampliar la percepción de la realidad social y el mundo de las ideas”.

Creada en 1992, la Ucel es la primera Universidad privada con sede rectoral en la ciudad de Rosario, y “forma parte del presente de esta ciudad como una institución educativa del nivel más relevante”, sostiene Ovidio Torres, rector de la institución de Pellegrini al 1300.

En cuanto al derecho, Efraín Torres y Mario Holand —decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, y director de la carrera, respectivamente— señalan que esta “ya no es una carrera tradicional”. “Hoy la mujer y el hombre de derecho deben estar dotados de una especial capacitación para enfrentar la vastísima actividad que la sociedad coloca a su paso”.

Las autoridades destacan que se trata de una disciplina científica muy dinámica que se amolda con nuevas necesidades y demandas sociales.

Sobre el plan de estudio, expresan que intenta preparar al estudiante no sólo para el ejercicio profesional privado vinculado al litigio, sino para otras actividades con contenido jurídico, como abogado asesor, consultor jurídico, abogado dirimiendo conflictos como miembro de organizaciones de conciliación y arbitraje, la docencia y la diplomacia, entre otras.

Para mayores informes, visitar el sitio web www.ucel.edu.ar

Voces desde la Universidad

"Hoy es un hecho palpable que la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (Ucel) forma parte del presente de esta ciudad como una institución educativa del nivel más relevante. Fue creada en 1992, y a partir del año 2007 cuenta con autorización definitiva para funcionar como tal. En dicho sentido, ha sido la primera Universidad privada con sede rectoral en la ciudad de Rosario", destacó el rector de la Ucel, Ovidio Torres al darse a conocer la creación de la carrera de derecho en el ámbito de la Universidad que dirige.

"La oferta académica de UCEL se construyó en forma consecuente con los propósitos de su misión institucional, respondiendo a las necesidades y demandas de formación universitaria propias de la ciudad y de la región. El reflejo de dicha misión debe traducirse en el respeto a las ideas religiosas, en la inclusión de asignaturas que promueven la reflexión y las responsabilidades éticas, en el tamaño de los grupos de aprendizaje, en la transferencia actualizada del conocimiento por docentes de probada práctica profesional, en la constante actualización de los planes de estudio, en la congruencia con los contenidos y en la potencial inserción de alumnos en el mercado laboral", continuó el rector.

También señaló que "dentro de las catorce carreras nucleadas en tres facultades (Ciencias Económicas y Empresariales, Química, y Ciencias Jurídicas y Sociales), el desarrollo de la carrera de derecho, aprobada por Resolución Ministerial Nº 146/08, se presenta trabajada con la adecuada profundidad y sistematización que corresponde a un nivel pedagógico óptimo".

"Pero además, _dijo_ nos acercamos al nivel de excelencia académica esperado, a través del desarrollo de los contenidos, la coherencia, el razonamiento crítico y la consistencia intelectual. La casa cuenta con un plantel directivo y docente de magnitud como para enfrentarlo. Nuestro desafío es muy grande. Pero grandes también son nuestros sueños".

Más opiniones

También opinaron, al mismo tiempo y con una visión compartida, sobre la creación de la carrera de derecho, el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Efraím Torres y el director de la carrera de derecho, Mario Holand.

¿Cuál es la propuesta académica en este área?

Respondemos a la clásica inquietud respecto de la existencia de “otra facultad”, con una importante propuesta científica que no sólo consista en transmitir un bagaje de contenido de normas, sino que aporte en un idóneo mecanismo para el ejercicio de su vida profesional. Nótese que el derecho no es sólo un mero conjunto de disposiciones legales. Es un mecanismo de vida. Todos los actos y circunstancias de nuestro quehacer se encuentran impregnados de pautas de racionalidad, coherencia interna y compatibilidad mutua que son captados por el mundo jurídico. El derecho impregna toda nuestra vida social y se generaliza, aún de modo inconsciente.

¿Hay un enfoque diferente de esta carrera tradicional?

Ése es el desafío. Ya no es una carrera tradicional. Hoy la mujer y el hombre de derecho, deben estar dotados de una especial capacitación para enfrentar la vastísima actividad que la sociedad coloca a su paso. Es evidentemente una disciplina científica muy dinámica que se amolda, capítulo a capítulo, con nuevas necesidades y demandas sociales. El abogado no sólo debe estar preparado académicas y estratégicamente para un litigio común. Hoy se lo reclama para todo tipo de actividad gubernamental o privada que le impone ampliar la percepción de la realidad social y el mundo de las ideas. El derecho se interrelaciona con otras áreas del pensamiento humano y el comportamiento social.

¿Prevé el plan de estudios de Ucel todas esas contingencias?

El estudio del derecho no sólo se aplica a la preparación de un abogado litigante sino a la preparación de un jurista que opera con una amplia funcionalidad en diversos órdenes sociales, aún fuera del ejercicio profesional tradicional. Nuestro plan de carrera es sumamente ambicioso, intentando preparar al estudiante no sólo para el ejercicio profesional privado que se vincula con el litigio, sino para otras actividades con contenido jurídico. El abogado asesor, el consultor jurídico, el abogado dirimiendo conflictos como miembro de organizaciones de conciliación y arbitraje, incursionando en la magistratura, Ministerios Públicos, administración del Estado, seguridad pública, docencia, diplomacia, en fin, en toda la gama de actuación que – justamente – van más allá de lo tradicional y clásico. Además, el plan de estudios ha sido enriquecido con la enseñanza de inglés jurídico, antropología, derecho provincial y municipal, entidades financieras y bancarias, teoría de la reparación, derechos del consumidor y de la seguridad social, mediación y negociación, ética profesional, entre otras.

¿Existe alguna orientación particular?

El plantel de docentes que nos acompañan y del cual nos sentimos sumamente contentos, trabajan incesantemente para que el futuro profesional adquiera la destreza jurídica necesaria que le sirva para producir diagnósticos apropiados, estrategias jurídicas, comunicar sólida y claramente, etc.. Estamos avocados a educar en pensamiento crítico del Derecho, a preparar al educando dentro de la dinámica de cambio que presentan las constantes necesidades y demandas sociales, preparándolo para absorber positivamente los mismos.

¿Algo para destacar?

Contamos con un servicio de tutorías, integrado por profesionales idóneos, quienes acompañan y orientan al alumno en su esfuerzo en esta etapa tan importante de la vida. Asimismo, se tiene proyectado crear un Estudio Jurídico Gratuito en acuerdo con autoridades locales, y/o entidades de bien público para dar una posibilidad de entrenamiento profesional al estudiante y prestar un servicio social a la comunidad.

Comentarios