Economía
Sábado 29 de Octubre de 2016

La tijera pasó por varios ministerios y programas

Los ministerios de Energía, Producción, Agroindustria, Cultura y Salud son los que mayores recortes registran en el proyecto de presupuesto 2017. Con reducciones de fondos o incrementos nominales por debajo de la inflación calculada para 2017, los recortes reales en esas dependencias oscilan entre 12 por ciento y 31 por ciento.

A esas reducciones se suman algunas de menor nivel, como la que sufre el Ministerio de Ciencia y Tecnología, así como reducciones puntuales en programas de otros ministerios, como el Progresar, y diversos planes del Ministerio de Justicia vinculados a la política "memoria, verdad y justicia".

El caso de Energía, tiene una variación nominal del 17,9 por ciento, es decir, un recorte real del 31,1 por ciento. En gobierno ya había anunciado una reducción de $50.000 millones en los subsidios al transporte y la energía para el año que viene.

La cartera de Producción, registra una variación nominal del 0,8 por ciento, es decir, un recorte real del 15,5 por ciento. La reducción más notable se da en la "definición de políticas de comercio interior", que pasa de un presupuesto de $3.500 millones en 2016 a uno de $360 millones para 2017, nominalmente diez veces menos.

En Agroindustria la variación nominal es del 2,8 por ciento y el recorte real el 13,9 por ciento. Uno de los programas que desaparecen es el de "articulación de relaciones comunicacionales e institucionales".

En Cultura, la variación nominal es del 4,4 por ciento y la real 12,6 por ciento. En Salud es del 4,9 por ciento nominal y real de 12,2 por ciento. Se reducen programas sobre "atención de la madre y el niño", que pasa de $4.000 a $2.000 millones, y "atención sanitaria en el territorio". En el Ministerio de Justicia, con un aumento presupuestario general de 2,6 por ciento en términos reales, se recortaron diversos programas como "promoción y defensa de los derechos humanos", "fortalecimiento de procesos judiciales contra delitos de lesa humanidad", entre otros. Finalmente, en Ansés se registra un fuerte recorte del plan Progresar, destinado a la formación de jóvenes pobres, que pasa en términos nominales de $8.900 millones a $5.500 millones.

Comentarios