La ciudad
Martes 24 de Mayo de 2016

La tibieza de un gobierno que parece temer al debate

Si algo caracteriza a esta administración municipal es la tibieza para encarar temas que generarán polémica. Fuentes que off the record cuentan detalles de proyectos, desmienten todo lo dicho ni bien la información se publica.

Si algo caracteriza a esta administración municipal es la tibieza para encarar temas que generarán polémica. Fuentes que off the record cuentan detalles de proyectos, desmienten todo lo dicho ni bien la información se publica.

Con la vuelta atrás de la iniciativa para incrementar las calles con estacionamiento medido, es la tercera vez que el oficialismo regresa sobre sus pasos y desmiente lo que varias fuentes habían asegurado días antes. Ya lo hizo con el aumento del boleto, con el incremento del parking medido y ahora con esta idea. Las otras dos se cumplieron a rajatabla, el tarifazo llegó semanas después de la publicación, a pesar de que la reacción oficial había sido desmentir a La Capital. Veremos qué sucederá con esta tercera.

Todo indica que con este accionar el oficialismo no hace más que utilizar a este diario como una especie de termómetro para medir qué impacto tendrán las iniciativas que planea implementar. Si la crítica es mayúscula, entonces desmiente al periodista en vez de hacerse cargo.

Casi como una defensa infantil de un gobierno tibio.

Sin dudas esta administración debe lidiar con un Concejo sumamente fraccionado y argumenta que primero necesita tiempo para lograr consensos. La Capital accedió el miércoles pasado a los detalles del proyecto que ahora el Ejecutivo niega. No se publicó hasta el domingo debido a que las fuentes pidieron tiempo para debatirlo con los ediles del Frente Progresista.

El periodista cumplió. Esperó tres días y luego publicó la información. Negarla enfáticamente es la reacción de un gobierno que evidentemente no tiene muy en claro hacia dónde ir. Y más en el tema movilidad, un área desde donde se quiso impulsar una bicisenda en bulevar Oroño hasta que alguien se dio cuenta de que para eso había que prohibir el estacionamiento en una arteria donde hay más de cinco escuelas, un Tribunal federal y media docena de entidades de salud.

El proyecto para extender el estacionamiento medido está en estudio. Y su publicación incomoda, ya que primero el socialismo debe negociar (básicamente con el PRO) los votos para lograr la prórroga del servicio a la empresa que lo administra. Eso es lo que hay detrás de este doble discurso oficial. Pero los funcionarios prefieran negar y desmentir a este diario.

Comentarios