La ciudad
Lunes 27 de Junio de 2016

La tecnología como un punto de encuentro e inclusión social

Punto Digital es una experiencia que cumplió tres años y en la actualidad congrega a cientos de jóvenes. Utilizan software libre

Néstor Báez filma con su celular cómo Eliseo Ramírez, un "hermano de la vida" —como él mismo lo llama—, toca la guitarra acompañado por dos amigos que rapean al compás de la música. Otros se acercan a participar de la acción y entre risas e ideas para la letra dejan ver que detrás de cada barrio está su gente. Miles de historias que hacen a cada distrito de la ciudad. El uso del celular no es casualidad, se trata de aprovechar al máximo una herramienta que le enseñaron a usar en los talleres del Punto Digital que funciona en el Centro de Distrito Oeste para estar conectados entre los amigos, nucleados en torno a ese ámbito de inclusión tecnológica que se colmó el viernes pasado de vecinos para celebrar su tercer aniversario.

Se trata de un espacio más de encuentro desde el cual el municipio encara sus políticas de cercanía, trabajando con las familias y las instituciones barriales.

El Punto Digital Oeste funciona tanto para uso libre de sus dispositivos tecnológicos como para el dictado de capacitaciones, talleres, cursos y actividades recreativas. Este viernes pasado, el lugar se llenó de chicos y chicas de entre 13 y 26 años, que disfrutaron de un espacio en el que el uso de computadoras configuradas con software libre es el factor convocante para encontrarse como amigos y compañeros del barrio.

De este modo, en la zona oeste de Rosario, donde la situación social muchas veces es compleja, el municipio a través de las secretarías General, de Cultura y Desarrollo Social, apuesta al acompañamiento con educadores que trabajan en el Punto, no sólo enseñando a los jóvenes las distintas disciplinas que pueden aprender sino realizando un trabajo de escucha, integración social y articulación de políticas públicas vinculadas a las juventudes.

Allí, la tecnología es una herramienta tanto de aprendizaje como una posibilidad para que los chicos y chicas estén conectadas al Estado, que destina recursos y los acompaña con sus proyectos profundizando la inclusión social.

En la presentación, Eliseo tomó la palabra y dijo que concurrir al Punto Oeste es sentirse "vivo". La unidad y el compañerismo parecen ser los condimentos fundamentales para que el espacio tenga tanto éxito. "Venimos solos o con amigos, acá la edad no importa, tengo amigos de 15 años y yo tengo 24, lo importante es estar acá y no en otro lado. Mis papás me enseñaron que hay que trabajar dignamente y progresar, este lugar nos deja hacer eso, crecer juntos en un espacio que está bien y donde hay gente buena".

Así como Eliseo, Néstor también quiso contar su experiencia. "Un amigo me invitó a participar de este espacio que es tan lindo, porque nosotros sabemos que si no estuviéramos acá estaríamos en otro lado. Experimentar que se puede salir si uno quiere, el mundo hoy en día está difícil, acá las personas se pusieron de acuerdo para sacar el fruto de cada uno de nosotros y hoy están viendo cómo lo que sembraron se cosechó, gracias a todos los que participamos de este lugar".

"Este espacio es un lugar donde no sólo se usan las computadoras sino un punto de encuentro donde desde hace tres años nos enseñan a convivir con nuestros pares, dialogar y compartir con amigos distintas experiencias, sintiéndonos escuchados", relató Jonatán.

La sala del Punto Oeste, cuenta con equipamiento y servicios en tres sectores diferenciados: uno para acceder a internet; otro destinado a la capacitación en cursos y talleres; y el tercero especialmente equipado para la producción de contenidos multimediales: con proyector, instrumentos musicales y herramientas de sonido.

El secretario General local, Pablo Javkin, estimó que "tenerlos acá, verlos compartir este lugar que es de ustedes y les pertenece como vecinos del Oeste nos llena de orgullo. Esto es lo que como Estado tenemos que hacer, estar presentes educando en convivencia desde los más chicos, trabajando codo a codo con las familias y otras instituciones barriales".

Comentarios