Cristina
Sábado 26 de Noviembre de 2016

La tasa de desempleo en el Gran Rosario alcanzó al 9,3 por ciento en el tercer trimestre

La desocupación subió medio punto porcentual respecto del mismo período de 2015. En el país ese indicador se ubicó en 8,5 por ciento.

El desempleo en el Gran Rosario afectó al 9,3 por ciento de la población activa durante el tercer trimestre del año, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El indicador se elevó medio punto porcentual respecto del mismo período de 2015, aunque el organismo estadístico aclaró que las cifras del año pasado deben ser consideradas "con reservas".

En el tercer trimestre del año, el índice de desocupación dejó de ser el más alto del país y se ubicó por debajo de Mar del Plata (12,1 por ciento), los partidos del Gran Buenos Aires (10,6 por ciento) y Córdoba (9,8 por ciento). El conjunto de aglomerados del país que releva el Indec presentó una tasa de desempleo de 8,5 por ciento, contra el 5,9 por ciento que había arrojado la medición del año pasado, que la actual conducción del organismo estadístico critica.

En el segundo trimestre, cuando el Indec volvió a publicar el índice luego de seis meses sin datos, Rosario se encaramó al tope del ranking de desempleo, con una tasa de 11,7 por ciento. Si bien entre junio y septiembre ese indicador bajó 2,4 puntos, la comparación está afectada por factores estacionales, de modo que la relación correcta es con el año anterior.

En este contexto, lo que relevó el Indec en Rosario es una leve baja de la tasa de actividad, que informa sobre el porcentaje de la población activa que tiene o busca trabajo. Esa proporción bajó 0,2 punto, de 47,6 por ciento a 47,4 por ciento. La tasa de empleo bajó 0,4 punto, de 43,4 por ciento a 43 por ciento, y la de subocupación subió 1,4 punto, de 4,9 por ciento a 6,3 por ciento. Los datos hablan de un deterioro del mercado laboral.

La retracción de la PEA, que indica que hubo menor presión de oferta de mano de obra, influyó para que, pese a la suba porcentual de la desocupación, la cantidad absoluta de desempleados baje en 3 mil personas. Al término del tercer trimestre de 2016 se registraron 57 mil desocupados en el Gran Rosario y 50 mil subocupados, de modo que 107 mil habitantes tienen problemas de empleo.

Entre septiembre de 2015 y el mismo mes de 2016 la población activa pasó de 680 mil personas a 611 mil; los ocupados, de 620 mil a 554 mil; los subocupados, de 48 mil a 50 mil, y los desocupados de 60 mil a 57 mil. Según estas cifras, mermó en 66 mil personas la cantidad de ocupados en el período pero al mismo tiempo se retiraron 69 mil personas del mercado laboral, lo que permitió que bajara el número absoluto de desempleados.

Aun así, la tasa de actividad en el Gran Rosario es la segunda más alta del país, unas décimas porcentuales por debajo del Gran Buenos Aires. Esta realidad presenta desafíos más exigentes a la hora de absorber la nueva oferta de trabajo. En el Gran Santa Fe, por ejemplo, la desocupación fue del 3,8 por ciento pero la tasa de actividad fue de 40,5 por ciento, siete puntos menos que en la principal ciudad de la provincia.

Si durante el kirchnerismo el Indec informaba pleno empleo en el Gran Resistencia, en la provincia que gobernaba quien fuera jefe de Gabinete de Cristina, en la actual medición la tasa más baja de desempleo corresponde a Neuquén (2,5 por ciento) y la Jujuy de Gerardo Morales (2,6 por ciento). Ambas con tasas de actividad de entre 41 por ciento y 43 por ciento. Viedma, con una desocupación de 2,7 por ciento, tiene una tasa de actividad de 37,4 por ciento.

Comentarios