Ovación
Martes 10 de Mayo de 2016

La Superliga va tomando forma

El vicepresidente segundo de Central, Ricardo Carloni, brindó algunos detalles del formato del torneo que se viene.

La creación de la Superliga está en un bosquejo que puede convertirse en realidad en cualquier momento. La idea madre está, pero faltan desarrollar nuevas ideas, mayores propuestas y aclarar varios de los puntos que ya están sobre la mesa de negociaciones. Al menos eso es lo que sostienen por el lado de Central, que participó del convite que idearon las máximas autoridades de Boca, River, Estudiantes y San Lorenzo. Para comprender un poco de qué se trata este formato que fue tomado de la liga española, el vicepresidente primero canalla, Ricardo Carloni, expuso sus sensaciones con Ovación porque estuvo en el cónclave y es el representante auriazul en este proyecto.

"Se hizo un almuerzo con todos los integrantes del comité ejecutivo de la AFA para charlar sobre esta Superliga. Las explicaciones las comenzaron dando quienes impulsan esta idea, es decir los presidentes de Boca, San Lorenzo, Estudiantes y River. Se tocó el tema en términos generales porque la idea es que la próxima semana tengamos otra charla, pero ya con autoridades de España, quienes le dieron forma a la liga de ellos, para que sean más específicos", desprendió de entrada Carloni.

—¿El bosquejo que está en discusión es similar al formato de la Premier League o de liga española?

—De la liga española, que se puede ir adaptando a las necesidades del fútbol argentino.

—¿Y qué sería o cómo se encontraría formada e integrada la Superliga?

—Sería como una entidad privada que se autorregula con personería jurídica, cuyo presidente o directivos son profesionales designados por la reunión de comité. Abarcaría además lo que es primera división y Nacional B.

—¿Y el resto y AFA qué rol cumplirán en este formato?

—Todo lo que sea B Metropolitana, C, D, Liga Federal, Copa Argentina y selección nacional estaría dirigido por la AFA. Esto significa que la Superliga coexistiría dentro y con AFA.

—¿Cuando se habla de que la Superliga será dirigida por profesionales, de qué tipo o quiénes estarían facultados para hacerlo?

—Eso lo deberíamos definir nosotros, tomando determinadas características por supuesto.

—¿Cuáles serían algunas de esas características?

—Y, eso es, entre otras cosas, uno de los temas que tenemos que terminar de pulir y definir. Sucede que recién fue la primera reunión, que fue más explicativa que nada. La próxima charla ya será con las personas que idearon la liga española, con asesores jurídicos incluidos, y ahí tendríamos que tener un panorama mucho más claro y concreto de todo esto.

—¿La idea es implementarla para el torneo que arrancará en agosto próximo o bien para el 2017, que sería lo más lógico ante tanta incertidumbre?

—No hay nada definido, pero la pretensión es para que arranque en agosto próximo. De ser así, hay poco tiempo porque antes deberíamos llamar a asamblea extraordinaria para reformar el estatuto de AFA y aprobar esta Superliga, que deberá tener personería jurídica además.

—¿Eso es para que también no haya sociedades anónimas en los clubes como muchos pretenden?

—Por supuesto. Es más, Central dejó sentada su postura en la reunión que seguirá escuchando todo lo que sea necesario y luego tomará una decisión consensuada con la comisión directiva. También remarcamos que los clubes seguirán siendo de los socios y no sociedades anónimas. No queremos eso, menos para nuestra institución. Y todos coincidieron en ese punto. Nadie quiere sociedades anónimas.

—¿Y de la cantidad de equipos cuál es el proyecto?

—Arrancar con los 30 como hasta ahora, pero en cuatro años más o menos quedar con 20 o 22. Eso es otro de los ítems a tratar también. La idea es hacer un producto competitivo, sea en primera o Nacional B.

—¿Y el tema sponsor?

—Podría ser distinto al que tiene AFA, pero a su vez la AFA recibiría una parte de los ingresos.

—¿Hablaron de la deuda que tienen los clubes y cómo se podría resolver?

—Sí. Lo interesante de esto es que aquellos que tengan una deuda importante y no cumplan con los nuevos requisitos descenderían como en Europa.

—Pero hay clubes grandes que están involucrados.

—Sí. Habrá una cierta cantidad de años para regularizar la situación. Pero todo esto aún no está cerrado. Faltan cosas por ver de manera más específica. Aunque la idea es esa. Todos deberán rendirle a la Superliga. Si no cumplen, se van al descenso.

—¿Y cuál es el monto o cómo estarían divididos los ingresos en cada club?

—Una de las posibilidades podría ser que un club podría gastar hasta el 70 por ciento de los ingresos en el plantel profesional. Esto también hay que definirlo. Necesitamos saber cómo será todo. Debemos conocer los argumentos que traerán los españoles para luego ver qué definiremos. Porque para que esta liga funcione o sea sustentable, las instituciones deberían recibir el doble o triple de los ingresos que perciben por el momento.

—¿De ser así cómo sería el reparto con los clubes grandes ya que en la actualidad la brecha de River y Boca con el resto es muy amplia?

—Una de las ideas que se puso en la mesa de negociación es que el total de los ingresos se distribuya de manera equitativa. Un 25 por ciento que se repartiría por cantidad de socios, rating de televisión y ránking de venta de entradas. Y el restante 25 por ciento por una tabla histórica de posiciones de los últimos cinco años. Claro que todo esto podría ajustarse a las necesidades de nuestro fútbol. Porque en Europa cada liga opera de una manera diferente. Se amolda a sus necesidades.

Comentarios