Ovación
Martes 17 de Mayo de 2016

La Súper Liga hace un súper ruido

Los dirigentes de Boca, River, San Lorenzo y Racing amenazaron renunciar en la AFA si no se crea la nueva estructura.

La creación de la Súper Liga sacude la estructura de la AFA. Y como el liderazgo en torno a su implementación llega de la mano de los poderosos, de Boca, River, Racing y San Lorenzo, en este caso con un grande como Independiente afuera, hace que el ruido que se genere sea importantísimo. Por eso ayer ni bien los grandes protagonistas tuvieron indicios negativos se hechó a correr le intención de renuncia por parte de sus presidentes a la dirigencia de la Asociación, lo que fue quedando en una "postergación" hasta hoy y en una desmentida a última hora por parte de quien hoy ocupa el sillón presidencial, Luis Segura: "No hay ninguna renuncia, pasamos a un cuarto intermedio para mañana", expresó, aunque a la vez reconoció que hubo dirigentes "molestos" con la falta de asistentes de varios clubes, entre ellos el Rojo de Avellaneda (con el presidente Hugo Moyano), Gimnasia de La Plata, Quilmes, Olimpo y los representantes del ascenso liderados por Chiqui Tapia (yerno de Moyano), según trascendió.

Fue una jornada caldeada en el predio de Ezeiza, donde los representantes de cada club se habían reunido para conocer los pormenores del intento de crear una nueva estructura dentro de la misma AFA, en esa Súper Liga que se promociona a través de la presentación en la reunión del español Javier Tebas, presidente de la Liga española, para explicar los pormenores de la idea madre (ver aparte), lo que duró tres horas.

Había que dar quórum para pactar una Asamblea Extraordinaria para el próximo 2 de junio, y cuando esto no pudo concretarse los impulsores del novedoso sistema de certámenes amenazaron con dejar sus cargos, impulsando la idea de una intervención administrativa para que se pueda reestructurar el Estatuto y darle forma a la nueva estructura.

El secretario general Daniel Angelici (Boca), el vice primero Rodolfo D'Onofrio (River), el tesorero Matías Lammens (San Lorenzo) y el secretario de selecciones Víctor Blanco (Racing), son los presidentes que tienen en jaque al fútbol argentino por estos días, y hoy a las 18 otra vez en Ezeiza volverán a estar en el centro de la escena en el caso de no encontrar respuestas positivas de sus pares. Es más, en el caso de que el grupo disidente no se haga presente otra vez, los impulsores de la Súper Liga, que ocupan los principales cargos de la AFA, dejarían sus puestos, a la espera de que la Inspección General de Justicia (IGJ) considere que haya acefalía en el fútbol argentino y nombrara a un interventor.

Además, según se supo, ya hubo contactos de dirigentes impulsores de esta estructura con el titular de la Fifa, Gianni Infantino, para que el seleccionado argentino no tenga inconvenientes en el caso de que avance la intervención. Es que está próxima a disputarse la Copa América Centenario, en Estados Unidos, donde Argentina es candidata y espera quebrar la racha de 23 años sin éxitos internacionales.

Y sobre el cierre de la jornada, el que rompió el silencio fue el presidente Luis Segura, quien junto a Juan Sebastián Verón (Estudiantes) y Nicolás Russo (Lanús), descartó la baja de algún directivo y dijo: "No hay ninguna renuncia, pasamos a cuarto intermedio para mañana (hoy)". Y será cuestión de esperar, pero que habrá Súper Liga nadie debe dudarlo.

Comentarios