Ovación
Miércoles 11 de Mayo de 2016

La soledad y la distancia con la familia

El Chacho es ofensivo cuando juega pero defensivo cuando se trata de bucear en sus sensaciones personales. Pero las formalidades ceden.

El Chacho es ofensivo cuando juega pero defensivo cuando se trata de bucear en sus sensaciones personales. Pero las formalidades ceden.

—Hablaste de esfuerzo. ¿Estar lejos de la familia y no poder compartir más momentos con tus hijos forma parte de ese sacrificio?

—Es difícil. Pero estoy donde elegí estar.

—Esa respuesta ya la diste como profesional, ahora la pregunta va al padre, al esposo. En los partidos no se ve al Coudet que vive en soledad en Arroyo Seco.

—Por supuesto que sí, es muy difícil. Además porque soy un tipo muy sociable, al que le gusta estar en familia, tomar mates con mi esposa, jugar con mis hijos y compartir ratos con mis amigos. No soy como esos técnicos a los que les gusta la soledad o vivir aislado. Pero trato de llevarlo de la mejor manera porque elegí este trabajo y soy feliz dirigiendo a Central. No te voy a mentir que hay días que son difíciles, en los que te agarra la nostalgia y extraño más y es ahí donde me subo al auto y me voy a mi casa a Buenos Aires aunque sea unas horas para bajar la locura. Abrazo, beso a los míos y pego la vuelta, y cargué las pilas porque el afecto es una inyección anímica para continuar. Y es fundamental que mi gente entienda mi trabajo y me acompañe siempre. Gracias a eso uno avanza.

Comentarios