Edición Impresa
Miércoles 20 de Agosto de 2014

La soledad de los jueces

“El ciento por ciento de los menores que pasan por mi juzgado son consumidores de sustancias”. La afirmación la hizo la magistrada de menores María del Carmen Mussa.

“El ciento por ciento de los menores que pasan por mi juzgado son consumidores de sustancias”. La afirmación la hizo la magistrada de menores María del Carmen Mussa, quien junto a sus pares de Rosario y San Lorenzo protagonizó días pasados un fuerte episodio con el Ejecutivo al ordenar el traslado de los menores internados en el Irar. En el programa Tiempo de Justicia, especificó que el consumo abarca marihuana, alcohol, cocaína de mala calidad y fármacos y afirmó que “a los 900 pibes que pasan por año por el juzgado ya no les preguntamos si consumen sino qué consumen”. Recordó también que esta situación la denunció hace 6 años. En una clara expresión de impotencia e indignación dijo: “Los jueces estamos solos”, a la vez que acusó al Ejecutivo y a la Defensoría porque “desnaturalizaron el problema”.

¿Se fue para no escuchar al edil?

Hace una semana el recinto de sesiones del Concejo Municipal fue escenario de un episodio bizarro cuando el dueño de un local bailable se encadenó a una de las bancas luego de que el municipio se lo clausurase por falta de habilitación. La curiosa protesta no duró mucho ya que al hombre rápidamente lo convencieron para que se fuera. En el Palacio Vasallo dicen que el argumento que utilizaron quienes lo persuadieron consistió en advertirle que se había encadenado en la banca contigua a la del siempre locuaz Jorge Boasso, con quien se vería obligado a compartir la sesión del día siguiente en caso de que no depusiera su actitud. Cuentan que ni bien se lo dijeron el hombre decidió irse. Hizo bien, ya que al día siguiente, como es habitual, el radical acabaría teniendo fuertes y reiteradas intervenciones.

Una carrera de tres en Villa Gobernador Gálvez

Los pasillos del Concejo municipal de Villa Gobernador Gálvez susurran que la relación entre Mari Murabito y su sobrino Jorge Murabito, presidente del cuerpo y ex intendente, volvió a deteriorarse y que producto de ello a éste último le costaría sostenerse en el cargo desde diciembre. ¿Le dará la nueva situación un motivo de festejo al actual intendente, Pedro González, siempre aquejado por problemas cotidianos? ¿Serán nomás Mari, Jorge y el oficialista Rodolfo Cavalieri los grandes competidores para la sucesión en la Municipalidad en 2015?

Comentarios