Edición Impresa
Sábado 25 de Octubre de 2014

La soja se vende al precio más bajo de los últimos doce años

Así se desprende de un informe del Ieral, que señala que la baja en Rosario es el triple que en Chicago por retenciones y costos.

La soja se paga en el mercado Disponible de Rosario a su precio más bajo de los últimos doce años, según el informe "El productor agrícola en su momento más adverso", escrito por Juan Manuel Garzón, del Ieral Fundación Mediterránea, donde agrega que si bien la tendencia a la baja es un fenómeno global, por razones internas el valor local es un 36 por ciento menor al promedio de los últimos años, contra un 12 por ciento en el resto del mundo.

"En el mercado de Rosario un productor agrícola recibe actualmente 2.200 pesos por cada tonelada de soja. Cada venta deja una percepción amarga. Sucede que la niña mimada del agro y principal producto agrícola del país se paga bastante menos que en los últimos 12 años", destaca el trabajo, que puntualiza que desde la salida de la Convertibilidad (enero del año 2002), hasta el mes pasado, "toda venta de soja se hizo a un precio mayor al actual".

La brecha entre la cotización actual de la oleaginosa y lo que valía antes es importante: durante el período 2002/2013, con precios actualizados a moneda constante de hoy, el poroto se pagó 3.439 pesos la tonelada en promedio.

Desde el Ieral aclararon que, como pasa con todos los promedios, éste incluye valores históricos más elevados (como el máximo de 5.112 pesos de febrero de 2008) y otros más bajos, como el mínimo de 2.445 pesos de enero de 2002.

"Tomando la referencia de precios anterior se deduce que cada vez que un productor de soja lleva un camión a Rosario, recibe un 36 por ciento menos de lo que ha recibido en promedio en los últimos 12 años", se informa.

El trabajo destaca que la caída de precios tiene particularidades propias en Argentina, donde triplica lo que se ve en el resto de los mercados globales.

En ese punto, señala que en el mercado de referencia de Chicago, la oleaginosa cotizó en promedio a 393 dólares la tonelada entre los años 2002 y 2013, siempre ajustando valores a precios de hoy de Estados Unidos.

Si se considera que actualmente el commoditie se paga a 345 dólares la tonelada, "la brecha actual de precios en el mercado internacional de referencia está en el orden del 12 por ciento".

Por eso se afirma que en Argentina, el ajuste "está siendo mayor al que se observa en el mercado mundial". La explicación, según se argumenta en el reporte, tiene que ver con la política económica desplegada durante el período por parte del gobierno nacional.

La política en contra. El documento de la Fundación Mediterránea explica que la decisión del gobierno central "de seguir con un tipo de cambio atrasado" (los precios se multiplicaron por 10, mientras que el tipo de cambio por 8,5), y de mantener una presión tributaria récord sobre la economía en general y el sector agrícola en particular (35 por ciento de derechos de exportación sobre la soja), "profundizan las consecuencias internas del deterioro de los precios internacionales de los granos".

Por esa razón, entre otras, las ventas de soja "se están realizando en cuentagotas", tal como ilustran los reportes sobre liquidaciones que realizan cada semana los exportadores de productos agrícolas.

"No debería ser una sorpresa para nadie, no hay nada raro en ello, son bajos los incentivos a vender ya que los productores enfrentan los precios más bajos de la historia reciente", dice Garzón, quien agrega que tampoco existen incentivos para hacerse de pesos en una economía con una tasa anual de inflación "de entre 35 por ciento y 40 por ciento". El investigador conlcuye que bajo las actuales condiciones los productores seguirán demorando su venta.

Comentarios