Ovación
Sábado 08 de Octubre de 2016

La sexta sinfonía de Fermaglio

Se adjudicó por segunda vez consecutiva el Clásico Ciudad de Rosario evidenciando que por estos lares es imbatible.

Parece que fue ayer. Sin embargo transcurrieron algo más de 30 días para que el notable fondista Fermaglio regrese a las pistas y vuelva a agigantar su figura en la arena donde cumple con su adiestramiento habitual demostrando una vez más las bondades locomotivas que posee el hijo de Aptitude quien recibió el más que merecido reconocimiento de Roberto Petroni y la gente del stud Don Elelo luego de consumada la victoria en el Clásico Ciudad de Rosario, éxito que le permitió ceñirse por segundo año consecutivo el trofeo máximo del turf rosarino.

Su entrenador Mario Palacios presentó al zaino con los 10 puntos de rigor y del resto se encargó el jockey Claudio Olivarez, quien lo conoce de memoria.

En el inicio lo dejó tender a voluntad hasta casi el palo demarcatorio de la milla, para luego ir en busca de la vanguardia sabiendo que tenía material de sobra.

Ambos fueron desandando toda la recta de enfrente -cabeza a cabeza-, dejando al otro pelotón varios cuerpos atrás. Esa pugna duró hasta los albores de la recta final, donde Fermaglio se desprendió y se marchó en busca del sexto podio rosarino - el decimocuarto de su brillante palmarés, cruzándolo con 3 cuerpos de ventaja sobre el debutante en el medio local Rating Cero, quien lo escoltó de atropellada en el buen registro de 2' 17'' 88, mejorando en centésimas el registro de 2015.

Después del triunfo algunos se preguntaban si viajaría a Las Flores, el reducto donde comenzó su campaña para correr el Carlos Pellegrini el 15 de noviembre. Aunque tal vez prefieran darle un merecido descanso, porque de todas formas y sin lugar a dudas ya se ganó con justicia el mote de Caballo del Año.

Comentarios