Edición Impresa
Sábado 03 de Octubre de 2009

La salud que mira a los chicos

Con la intención de "recuperar las políticas públicas en materia de prevención en salud", y rescatando en rol de la escuela como "organizadora de la asistencia social", se presentó en el Congreso nacional un proyecto de ley de salud escolar. La iniciativa lleva las firmas de la pedagoga Adriana Puiggrós y del ex ministro de Salud santafesino, Juan Héctor Sylvestre Begnis. Propone recuperar la libreta sanitaria y exámenes de salud periódicos para los chicos en edad escolar.

Con la intención de "recuperar las políticas públicas en materia de prevención en salud", y rescatando en rol de la escuela como "organizadora de la asistencia social", se presentó en el Congreso nacional un proyecto de ley de salud escolar. La iniciativa lleva las firmas de la pedagoga Adriana Puiggrós y del ex ministro de Salud santafesino, Juan Héctor Sylvestre Begnis. Propone recuperar la libreta sanitaria y exámenes de salud periódicos para los chicos en edad escolar. Además, se proyecta como un instrumento para la prevención en adicciones, embarazos precoces y tabaquismo.

La iniciativa expresa que con la conformación del sistema escolar, la escuela fue una de las organizadoras de la asistencia social, cumpliendo en materia de salud "un eslabón fundamental, no sólo para fomentar la prevención, sino a su vez como colaboradora en la detección de problemas tempranos".

"Al hacerse la transferencia de las escuelas a las provincias, estos espacios quedaron debilitados, y muchas provincias no los replicaron, con lo que la salud escolar se fue limitando en muchos lados a alguna clase de salud bucal, alguna derivación al psicopedagogo, pero sin un plan de protección de la salud de los alumnos y los docentes", afirma a La Capital el diputado Sylvestre Begnis, titular de la cartera de Salud provincial entre 2004 y 2005. Previamente fue asesor del Ministerio del Salud nacional (2002-2004).

En líneas generales, se procura recuperar para los alumnos del país la libreta sanitaria, que deberá acompañar al chico a lo largo de su trayectoria escolar, independientemente del establecimiento educativo en el que esté. Es decir, si cambia de escuela, debe llevarse consigo este documento a fin de continuar con los chequeos de su salud.

Exámenes periódicos



 

Otro de los puntos centrales del proyecto es la realización de exámenes cada tres años para los chicos. Sylvestre Begnis destaca que en al país se desarrollan programas materno infantiles, e incluso iniciativas como el Programa Nacer, destinado a chicos de 1 a 6 años, y a mujeres embarazadas sin cobertura social. "Pero a partir de los 6 años, prácticamente lo abandonábamos al chico a su suerte o a lo que definen sus padres, que no siempre están bien informados para proteger la salud de sus hijos", expresa.

"Muchos chicos hoy no tienen exámenes periódicos, las consultas al pediatra se hacen habitualmente hasta el segundo año, y a partir de ahí si el chico tiene apariencia sana, se desarrolla y juega normalmente, al pediatra no va nada más que para un resfrío", describe.

Además de estos chequeos, el proyecto legislativo apunta a instaurar en las aulas programas de prevención, para informar a los chicos sobre temas sensibles que los afectan, como la salud reproductiva, el tabaquismo y la drogadicción.

El diputado del Frente Para la Victoria destaca además el rol de los pequeños como difusores y propagadores de temas sociales, como pasó recientemente con la prevención del dengue y la gripe A. Al respecto, indica que "el educando y los trabajadores de la salud son una población estratégica para la prevención de viejos y nuevos males".

Para el pediatra Carlos Badías, quien participó del Primer Programa de Salud Escolar desarrollado en Rosario durante la intendencia de Hermes Binner, de aprobarse la vuelta de una libreta sanitaria "sería un documento imprescindible para todos los chicos". Si bien se mostró a favor de este tipo de iniciativas que permitan unificar el "anárquico sistema de libretas y documentos existentes", destacó que debería ser de fácil lectura para médicos, padres y docentes, a fin de que puedan seguir las vacunas y el desarrollo de los chicos. Badías es el coordinador de salud escolar del 35º Congreso Argentino de Pediatría que culmina hoy en Rosario, con la participación de más de 8 mil profesionales.

Comentarios