Información Gral
Martes 22 de Noviembre de 2016

"La sacamos de la pileta con el filtro enganchado al pelo"

Conmovedor relato del padre de la niña argentina que murió ahogada en una pileta de un parque acuático en Brasil.

El padre de Carola Berno, la niña de nueve años que murió trágicamente al quedar atrapada en un tubo de succión de una pileta de un parque acuático de Foz de Iguazú, en Brasil, relató los dramáticos momentos que vivieron el viernes, cuando transcurría su último día de vacaciones. Leandro Berno contó que habían decidido tomarse unos días de vacaciones y hacer ese viaje a Brasil como "una despedida de mi hija como hija única, porque mi mujer está embarazada de seis meses y medio".

"Encontramos este parque acuático en el que la nena iba a poder disfrutar. El primer día estuvimos en el parque y los días siguientes hicimos las excursiones, como visitar las Cataratas. El viernes era nuestro último día, fuimos al parque y estuvimos disfrutando allá unas tres horas", contó Leandro.

Luego, cuando ya estaban por volver al hotel y le dicen a la nena que ya se iban a ir. En un momento, la mamá pregunta si la nena salió detrás de ella. Entonces empiezan a buscarla, pensando que tal vez había ido para otro lugar. "Entonces veo una persona que se tira desesperada al agua, me asomo y yo me tiro detrás", relató el papá. La nena tenía el pelo atascado en un filtro de succión. "Tuvimos que arrancar entre tres el filtro para poder sacarla. La sacamos de la pileta con el filtro enganchado al pelo", dijo. Pero lo más desesperante para Leandro fue que gritaban pidiendo ayuda, un médico, algún tipo de asistencia y nadie los auxiliaba. "Gritábamos pidiendo un médico, pero no había nadie, nadie se acercaba. En un momento se acercó una persona diciendo que era enfermera, pero en ningún momento nos dio una indicación o corrigió las maniobras de reanimación que le estábamos haciendo a mi nena", relató el hombre. Luego apareció otro hombre en una moto con un desfibrilador, pero que no lo utilizó.

Finalmente llegó una ambulancia, pero no me dejaron subir. Llegamos al hospital sin los documentos y lo único que me pedían era una tarjeta de crédito para asegurarse de que iban a tener todos los gastos cubiertos. "Hubo negligencia del primer momento al último", resumió el hombre.

"Lo único que respondió fue el sentimiento de la familia de no querer dejarla ir. Con el triste resultado de que una pileta se quedó con la vida de mi hija. Un parque acuático debería estar preparado para recibir chicos", reflexionó.

Inexplicable. "No nos dieron ninguna explicación ni la pedimos porque automáticamente comenzamos los trámites para traer de vuelta el cuerpo de nuestra hija; quiero destacar la ayuda del Consulado", indicó en declaraciones a la prensa luego de que ayer enterraran a Carola en un cementerio privado de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Carola falleció el viernes pasado cuando su cabello fue absorbido por el desagüe de una pileta en el Parque Acquamania", ubicado en Foz de Iguazú. Tras la llegada de los bomberos, Carola fue trasladada al Hospital Costa Cavalcanti, donde estuvo en terapia intensiva durante unas dos horas, pero no sobrevivió.

La víctima era la única hija de una pareja de turistas argentinos que estaban de vacaciones en la ciudad desde hacía una semana. "Cuando uno va a esos lugares no se está fijando la habilitación; uno supone que si está abierto es porque cumple las condiciones para estar funcionando", advirtió el padre de la niña. Y agregó: "Habíamos ido para que ella se divierta, para disfrute de sus vacaciones".

En tanto, a través de su página de Facebook, el parque publicó un comunicado donde advierten que "por respeto a la familia Acquamania parque acuático informa a la comunidad y clientes la suspensión de las actividades a partir de hoy como resultado del accidente ocurrido en sus dependencias".

"El Acquamania parque acuático y su equipo de colaboradores lamenta profundamente lo ocurrido y reitera su compromiso con la seguridad de los usuarios", concluye.

La Alcaldía de Foz de Iguazú informó que iniciará una investigación para determinar si el parque de atracciones, situado a cinco kilómetros de la frontera con Argentina, cumple una ley que entró en vigor en 2014 en la que se exige la instalación de dispositivos de seguridad para impedir la succión en las piletas.

Comentarios