Colectividades
Domingo 13 de Noviembre de 2016

La rosarina Pilar López es la única jotera navarra fuera de España

La adolescente de 14 años fue convocada para un concurso en la península ibérica y busca un padrino para costear su viaje.

Pilar es rosarina, tiene 14 años y asombró a España con su canto. Su futuro es tan promisorio que desde allí le dan clases por internet y la convocaron a un certamen en Navarra, el 26 de noviembre. El gobierno ibérico pagará el alojamiento, pero su familia no puede hacer frente a los costos de los dos pasajes aéreos. Además de una voz hermosa y el promedio más alto en su escuela secundaria, es sobria y de una madurez inédita para su edad. Tal vez conocerla ayude a encontrar los boletos aéreos que necesita para que el futuro que está a un paso no se le escurra.

Integra el Centro Navarro de Rosario con sus padres y dos hermanas, un lugar que les resulta tan entrañable como la propia casa. En la Fiesta de Colectividades cantó y cautivó junto al acordeón de Joel y su profesor español, José Carlos Giménez, esperó el video por whatsapp hasta la madrugada, por la diferencia horaria, y le dio un aprobado rotundo. Más, la espera en Pamplona para que sea la voz de su Escuela de Jotas Navarras, Mexicanas y Boleros, en la competencia que arranca el 26.

Antes, le dará un curso intensivo de cuatro días para reforzar lo aprendido a distancia. Es decir que Pilar debería pisar España el 22 de noviembre.

Virtudes. ¿Qué llamó la atención de la niña argentina a los joteros del valle del Ebro? Registro vocal, técnica y don de gente. Por todo eso la nombraron única en el mundo en jota navarra, fuera de España.

Pilar dice que ese género musical transmite un sentir, que habla de penas, nostalgia, de la tierra, amores, desamores y, en fin, todo lo que se pueda rastrear en la condición humana. Y no se canta de cualquier modo sino hilvanando de un modo especial, "con el corazón", los siete versos que la componen.

Cuando en la Fiesta de San Fermín de julio pasado, Pilar subió al escenario y cantó un pasodoble para ganar la apuesta que le había hecho su amiga, la atención del salón hizo foco en su pequeña figura. En especial, Sandalio Monreal, navarro de nacimiento y activo portavoz de esa región en Rosario. Buscó hasta dar con la familia e hizo una propuesta, formarla musicalmente porque tenía en potencia todas las condiciones para ser una jotera.

¿Cómo lograrlo en Rosario? Su familia grabó un video con el celular que llegó a las principales escuelas joteras de Navarra y la reacción fue inmediata. "Qué voz preciosa", cuentan que dijo Giménez que se ofreció a ser su profesor a 12 mil kilómetros por whatsapp, tres veces por semana; para él la medianoche y para ella a la salida de la escuela. Su video, está en internet, se difundió tanto que las escuelas de La Falla y Tudela también la "quieren llevar para enseñarle".

De julio a noviembre, Pilar pasó de ganar la apuesta de subir a cantar en San Fermín, a ser solicitada desde España. Ahora la esperan el 22 de noviembre para una capacitación intensiva, para participar de una cena a beneficio el día 25 y ser la voz de la escuela de Giménez, en el tradicional certamen de jotas de Pamplona el 26 de noviembre. Si hay carreras vertiginosas, una, sin dudas, es la de esta pequeña rosarina que a la distancia ya forma parte de la entidad navarra cuyos integrantes tienen entre 3 y 70 años.

"Lo que se logró es algo que no esperábamos tan rápido", explicaron sus padres, Hernán y Carla Virgili, que junto a las hermanas de Pilar, Valentina y Victoria, participan del Centro Navarro Rosario desde hace décadas. Las fotos de las niñas con traje típico que confecciona la mamá y hasta un tixstu sobre la mesa, ilustran el relato de la pertenencia activa a esa institución.

Comentarios