La Región
Lunes 22 de Mayo de 2017

Ya le trasplantaron la médula ósea a Benicio, el nene de Firmat

Fue intervenido en la Fundación Favaloro de Buenos Aires y evoluciona favorablemente. En unas semanas dejará el centro sanitario

El trasplante de médula ósea que esperaba un nene de Firmat fue hecho con éxito en la Fundación Favaloro de Buenos Aires y evoluciona favorablemente. La intervención, que se hizo gracias a un donante alemán anónimo, abre las puertas para que Benicio —que el 5 agosto cumplirá dos años— pueda vencer la enfermedad que padece.

De no surgir imprevistos, en un par de semanas el pequeño dejará el centro sanitario para trasladarse con sus padres a un departamento en Buenos Aires para seguir el tratamiento ambulatorio hasta que le den el alta y poder regresar a su hogar, en unos tres meses.

"Todo salió bien y cuando despertó lo primero que pidió fue teta", contó a LaCapital el papá, Juan Carlos Cardozzo, de 33 años, para describir el buen estado de ánimo del nene. Y esa parece ser una de la característica principal que identifica al pequeño que a lo largo del proceso mostró su fortaleza para llegar al trasplante.

El mismo antes de ser trasplantando recurrió a la frase "mamoooo, maaamoooo", la cual suele usar para significar la acción de "ir hacia adelante o cuando quiere que lo lleve por ahí", explicó el papá apenas finalizada la práctica, que duró unos 50 minutos y que presenció.

"Estamos muy contentos y agradecidos con el equipo de profesionales médicos así como con las enfermeras y todo el personal que trabajo y atiende a Beni con dedicación y mucho amor", dijo Cardozzo, y se mostró sorprendido por el apoyo que recibieron con su esposa Claudia desde Firmat.

"Es impresionante y placentero sentirse acompañado de tanta gente en especial de Firmat que hasta organizó cadenas de oración, lo cual fortalece aún más nuestra fe y vamos seguir rezando para pedir ahora que su nueva médula prenda y arranque una vida feliz", dijo.

Juan Carlos aún tiene fresco el día que el médico Nicolás Fernández Escobar les comunicó a él y su mujer que habían hallado donante y cerró la buena noticia con un mensaje futbolero que a partir de allí a su hijo le esperaba "jugar la final de un mundial y confiamos que va a ganar y salir campeón".

La frase la tiene la guardada en su interior y al ser consultado por este cronista sobre el resultado del trasplante dijo: "Terminó el primer tiempo del partido y ahora falta otro que seguro requerirá de cuidados y otras factores que esperamos permitan avanzar positivamente".

La patología por el cual el menor requirió un trasplante de médula se la detectaron en agosto de 2016 y se denomina Síndrome de Wisckott Aldrich Protein, que se caracteriza por hacer disminuir el número de plaquetas, razón por la cual su vida dependía de transfusiones gracias a donantes de sangre.

Al descubrirse el problema de salud se puso en marcha una exitosa campaña: "Una médula para Benicio". Tras ser identificados 10 potenciales donantes se seleccionó a dos personas compatibles, un norteamericano y un alemán.

El papá renovó el compromiso de acompañar a organizaciones como la ONG Sembrando Vida, que tuvo una activa participación en el caso de su hijo, para generar conciencia sobre la importancia de la donación de órganos y de sangre.

Comentarios