La Región
Martes 18 de Julio de 2017

Una cocinera de Fray Luis Beltrán evitó que 60 chicos de un comedor se intoxicaran

El arroz con pollo que fue elaborado en la cocina centralizada del municipio fue desechado porque tenía un olor fuerte y color extraño.

Una cocinera Fray Luis Beltrán evitó que 60 chicos de un comedor del barrio Ombú se intoxicaran. La mujer detectó un que el alimento que se había cocinado en una cocina centralizada de dicho municipio tenía un olor fuerte y color extraño y decidió no servirlo. Ante esta situación la intendenta hizo la denuncia y la comida fue derivada a Bromatología para que la analicen.

La jefa comunal confirmó que se trata de arroz con pollo que salió de la cocina centralizada y que cuando llegó al comedor presentaba "un color rosado y un fuerte olor".
arroz.jpg
"Hicimos la denuncia porque queremos saber qué pasó", agregó Canut, al tiempo que aclaró que no desconfía de los empleados de la cocina centralizada: "Jamás pensaría que fue obra de un trabajador, conocemos a la gente que trabaja ahí y sabemos que lo hace con mucho amor y dedicación".
"Acá hay una sola cocina centralizada, de la cual salen las raciones a tres comedores. Ya se habían distribuido 300 raciones a dos comedores, y faltaban llevar unas 60 raciones a barrio Ombú", describió.
También manifestó que "la comida estaba en un taper muy prolijo, envuelto en film y en una sábana. Y cuando la cocinera abrió e el taper sintió un olor muy fuerte, muy raro. Y una parte de ese arroz había tomado un color rosa fuerte".
Por último, sostuvo: "Hubo 300 personas que comieron la misma comida y no les pasó nada, por eso queremos saber qué pasó desde que las raciones salieron de las ollas hasta que llegaron al comedor de barrio Ombú".

Comentarios