La Región
Lunes 10 de Julio de 2017

Un pozo que está sin hacer traba el acceso al gas natural a 400 familias

La parte principal del trabajo culminó en el 2007. La excavación faltante permitiría conectar la red con un gasoducto de alta presión

Más de 400 familias de la localidad de Pueblo Esther esperan la finalización de una obra que les permita acceder al servicio de gas natural, la cual los frentistas ya han abonado.

En un largo proceso que ya lleva 12 años, lo único que separa a los vecinos de acceder al fluido es la realización de un pozo para que Litoral Gas pueda conectar la nueva red con un gasoducto de alta presión que llega desde Arroyo Seco. Esta tarea que aún resta concretar, está a cargo de una empresa privada con la que la comuna de Pueblo Esther hizo una contratación directa, pero los vecinos plantean que ante sus inquietudes y reclamos, las autoridades locales les responden con evasivas. "Se tiran la pelota unos a otros, pero lo concreto es que los vecinos ya pagamos las obras y lo que falta es insólito que no se realice", indican indignados algunos pobladores.

En un comunicado publicado en el perfil de Facebook "Pueblo Esther-Construyendo nuestro pueblo", donde se reúnen varias decenas de vecinos, manifiestan que "los vecinos de Playa Grande y Playa Chica, Cozzoni y otros barrios hacemos público este reclamo y denunciamos a la comuna de Pueblo Esther y específicamente a su presidente, Martín Gherardi, por gestiones inconclusas y fraudulentas que nos impiden la conexión al servicio de gas natural".

"Enargás, a través de Litoral Gas, exige la ejecución de un tramo de gasoducto de alta presión en Arroyo Seco, obra sencilla que la comuna debe realizar y costear para habilitar más conexiones en cinco barrios. En el año 2005 los vecinos empezamos a abonar la obra en un plan de 24 cuotas. Ante la falta del servicio pagado se sucedieron años de reclamos individuales que no prosperaron", explicaron.

Desde 2005

Ignacio Iñíguez es ingeniero y vive en el barrio Playa Chica, una de las zonas afectadas junto Playa Grande, Cozzoni y un sector más cercano al pueblo, todos ubicados hacia el sur-sureste del cruce de las rutas A-012 y 21. En diálogo con LaCapital, el vecino relató que "esto arranca en 2005 con el proyecto de gas natural y por el cual se hizo el tendido de la red hasta el frente de las casas, pero ocurría que el caudal de gas existente no alcanzaba para cubrir a todas las nuevas conexiones —unas 600— y por eso era necesario un by-pass de alta presión desde Arroyo Seco".

La red se terminó en el 2007 pero faltó ese by-pass. "La gente de la comuna, que es socialista y arranca su gestión en 2007, le pide a Litoral Gas le den, al menos, 163 conexiones y le pasa un lista de los posibles clientes —relató Iñíguez—, pero quedaron más de 400 sin el suministro.

Allí surgió otro problema. El caño de alta presión para traer el fluido desde Arroyo Seco debía tener una longitud de 500 metros, de los cuales se realizaron sin problemas 420, pero quedaban otros poco más de 80 que se demoraron ante la negativa de los propietarios de un campo por el cual debía pasar. Finalmente, y luego de las gestiones del Enargás (el ente regulador del servicio a nivel nacional), Litoral Gas culminó ese ducto, pero falta aún la conexión.

"Hace seis años empezamos a reclamar, en forma individual, a la comuna el servicio que habíamos pagado, pero sólo obtuvimos evasivas y dilaciones como respuesta", indicó Iñíguez, quien señaló que "hace dos años nos reunimos un grupo de vecinos a ver qué pasaba, averiguamos la situación en Litoral Gas, y lo invitamos al presidente comunal, Martín Gherardi, a una reunión y que nos informara, pero lo único que hizo fue dar excusas".

En ese momento, hicieron un acta fechada el 18 de octubre de 2015, donde el jefe comunal se comprometía a concluir la obra y se formó una comisión para el seguimiento integrada por vecinos, personal de la comuna y de la empresa contratista.

"En estos 20 meses, se hicieron los 87 metros y lo que falta es que la empresa haga un pozo, para que luego se pueda unir la red al gasoducto, lo cual realiza Litoral Gas", indicó el vecino.

Aquí surge otro de los aspectos cuestionados por los vecinos y en donde radicarían las causas de las insólitas demoras. Iñíguez aseguró que "la empresa contratista Del Sol SRL tiene un contrato precario que hizo la comuna por medio de una adjudicación directa, es decir sin la correspondiente licitación pública, por más de un millón de pesos, los cuales se pagarían con terrenos fiscales que oportunamente habían sido cedidos al patrimonio público por el loteador de un barrio. Además, en ese contrato precario no se estableció una fecha de finalización de obra. Por todo esto decimos que es un procedimiento totalmente anómalo".

"El problema más grave no es lo que falta, si no la desidia, porque pasan los meses y es tan fácil hacer lo que falta que no tiene ninguna lógica", define el vecino.

Comunicado oficial

En tanto, el jefe comunal Gherardi emitió un comunicado de prensa en el que manifestó que "la obra de gas a la que se hace referencia fue proyectada por el gobierno de turno del año 2002 y cobrada a los vecinos en ese tiempo. Tal obra no fue realizada. Comenzamos nuestra gestión ejecutando la obra de red domiciliaria y completando el 100 por ciento de la misma.

"En el año 2015 nos reunimos con los vecinos luego de solucionar algunos problemas legales que impedían avanzar con este proyecto en su conexión a la red de alta presión. Hacia finales del pasado año se comenzó a trabajar en el lugar estipulado por Enargás, y así realizar una ampliación de la red distribuidora de gas exigida por tal ente".

El mandatario del Frente Progresista, Cívico y Social afirmó que "las obras solicitadas a la comuna de Pueblo Esther ya se encuentran terminadas. Hoy la situación de falta de suministro y habilitación para tal fin es competencia de la empresa constructora contratada y Litoral Gas, quienes se encuentran finiquitando trámites administrativos y desde nuestra parte, poder realizar un último paso para brindar este servicio a los vecinos".

Comentarios