La Región
Miércoles 26 de Abril de 2017

Un niño murió ahorcado con una bufanda

Un niño de seis años perdió la vida en un hecho ocurrido en el domicilio particular pasado el mediodía de ayer.

Un niño de seis años perdió la vida en un hecho ocurrido en el domicilio particular pasado el mediodía de ayer. Al parecer el niño murió cuando estaba jugando con una bufanda y habría quedado enganchado con ésta en una cama cucheta y falleció por ahorcamiento. Cuando los familiares advirtieron la situación el pequeño ya no tenía signos vitales.

El matrimonio está compuesto por dos chicos de 10 y 6 años. Al parecer los hermanitos estaban jugando juntos cuando sucedió el luctuoso hecho. El papá es conocido en el ambiente artístico y aparte es uno de los tatuadores más reconocidos de la ciudad.

La familia comparte una casa en calles Paz, entre Roca e Iturraspe, que está enclavada en el barrio Bernardino Rivadavia de Venado Tuerto. "El hecho se registró minutos antes de las 13.30 y causó conmoción en todo el barrio, por la impactante escena de sus familiares pidiendo ayuda. La ambulancia del Sies 107 convocada llegó con rapidez, pero los médicos no pudieron hacer nada", consignó Radio Jota.

Tras un rato largo de intentar reanimación cardiopulmonar, finalmente se decretó el deceso del menor.

Si bien hay distintas versiones sobre el trágico suceso, la hipótesis más concreta habla de un accidente que está siendo investigado. La policía trabajó en el lugar y desde el área de científica realizaron pericias. Los padres debieron ser atendidos por los médicos por el estado de shock en el que se encontraban.

Comentarios