La Región
Domingo 21 de Mayo de 2017

Un incendio destruyó el edificio de un secundario en la localidad de Wheelwright

El hecho se registró la madrugada de ayer, en el edificio de media manzana que ocupa el Eespi Nº 8.098 Instituto Secundario Wheelwright, en Belgrano 901.

Un incendio destruyó totalmente el 80 por ciento del edificio del colegio secundario de Wheelwright, donde asisten unos mil estudiantes de la localidad y su zona. El siniestro causó gran conmoción en la comunidad, que tiene a la institución como un referente educativo fundamental.

   El hecho se registró la madrugada de ayer, en el edificio de media manzana que ocupa el Eespi Nº 8.098 Instituto Secundario Wheelwright, en Belgrano 901.

    El jefe de Bomberos de Wheelwright, Omar Picoli, contó que el siniestro se registró alrededor de las 4 de este sábado. Cuando los bomberos llegaron, el fuego ya se había generalizado, por lo que debieron solicitar otra dotación y también acudieron Bomberos Voluntarios de Hughes.

   En declaraciones a medios regionales, el bombero dijo que "el edificio quedó completamente inutilizado. Los techos tenían poliuretano expandido y las llamas se propagaron por todo el edificio". El patio cubierto, la sala de preceptores, partes de las aulas, "prácticamente la media manzana quedó inutilizada", contó.

   En total, los bomberos trabajaron durante cinco intensas horas para terminar de sofocar las llamas. Los salones se salvaron parcialmente pero quedaron tiznados y con las puertas quemadas.

Conmoción en las redes

El Eespi 8.098 es una escuela secundaria con terminalidad en economía, gestión, comunicación y diseño. El siniestro sufrido conmovió a la comunidad y se vio reflejado en las redes sociales. "Mucha fuerza, muchos recuerdos de mi hija y mi ahijada los llevaran en nuestros corazones a seguir lo que necesiten pueden contar con nuestra colaboración fuerza y levantar la entre todos un abrazo enorme para toda la institución", escribió Isabel Lucero en el muro de Facebook del establecimiento, que recibió numerosos mensajes.

   "Era demasiado irreal para seguir en pie, un secundario que nos dio libertad, con lo que eso conlleva hoy en día en cualquier instituto, que confió siempre en la energía y las ganas de todos nosotros para convertir nuestras ideas en proyectos y ponerlos en marcha año tras año, sin ningún tipo de restricción, que nos daba responsabilidades y nos enseñaba a cuidarlo, un secundario sin igual, ajeno a este planeta, incomparable, de una grandeza absoluta y unos motores grandiosos que nos motivaron toda nuestra vida ahí", compartieron varias personas en sus respectivos perfiles.


Comentarios