La Región
Miércoles 12 de Abril de 2017

Un anciano murió ahogado al hundirse el piso de la casa en Roldán

Tenía 92 años. Por causas que se desconocen se abrió un socavón en el dormitorio, entre su cama y la de su hermano mayor. El pozo estaba lleno de agua

Un anciano de 92 años murió ayer en la ciudad de Roldán al hundirse el piso del dormitorio de su casa, al socavarse la tierra por debajo. El hombre pereció ahogado ya que el pozo al cual cayó estaba lleno de agua, presumiblemente por el ascenso de las napas lo cual habría sido la razón del socavón en una vivienda de unos 80 años de antigüedad, aunque se manejaban al menos otras dos hipótesis al respecto.

Paulino Palacios, de 92 años vivía en la casa de Jujuy 944, de Roldán, junto a su hermano Marcelino, de 96, quienes compartían el dormitorio.

En la madrugada de ayer, presumiblemente entre las 5 y las 6, Paulino se levantó de su cama y el piso del dormitorio se hundió imprevistamente justo en medio de su lugar y el de su hermano.

El hombre cayó al pozo que se abrió a sus pies, e incluso la cama quedó prácticamente colgando del borde, tal como lo indicaron a La Capital las autoridades policiales que intervinieron en el lugar del hecho.

Oscar, un vecino y amigo de los hermanos Palacios, relató que ambos "estaban muy viejitos, ellos vivían solos y el mayor caminaba con andador, pero más allá de eso estaban bien".

Al ver cómo su hermano cayó al pozo, el mayor intentó en vano rescatarlo y comenzó a gritar y pedir auxilio, exclamaciones que alertaron a los vecinos que se dirigieron al lugar encontrándose con la tragedia.

Posteriormente concurrió personal de la comisaría de Roldán que solicitaron la intervención de los Bomberos Zapadores de San Lorenzo y dieron parte a la Fiscalía de Homicidios Culposos que realizaron las diligencias correspondientes.

Las autoridades policiales indicaron que un amplio espacio de alrededor de más de un metro de diámetro se había hundido y que apenas medio metro más abajo del suelo se encontraba el nivel del agua, aunque no pudieron precisar la profundidad total del socavón, el cual, indicaron, se extendía incluso por debajo del piso que permanecía sano.

Entre la policía y algunos vecinos había diversas teorías sobre cómo se formó ese pozo, algunos mencionaban que la casa había tenido sótano alguna vez y que había sido rellenado, mientras otros apuntaban al ascenso de las napas de agua y hasta que allí hubo alguna vez un viejo aljibe, aunque la antigüedad de la edificación, que algunos estimaron en más de 80 años, hacía muy difícil de establecer cuál de todas las alternativas fue la causa real del siniestro.

Los vecinos se mostraron sorprendidos por el episodio y no pudieron recordar una situación similar de hundimientos en la zona.

Una vez rescatado, el cuerpo fue trasladado al Instituto Médico Legal y en la tarde de ayer ya había sido entregado a sus familiares para el velatorio.

Comentarios