La Región
Viernes 21 de Agosto de 2009

Tenebrosa leyenda en un pueblo de Santa Fe: dicen que volvió el "chupacabras"

El hallazgo de un ternero mutilado en un campo de la localidad santafesina de Santo Domingo generó hoy un renovado pánico en los pobladores, que creen que se trata de una nueva aparición del misterioso"chupacabras".  

El hallazgo de un ternero mutilado en un campo de la localidad santafesina de Santo Domingo (ubicada en el departamento Las Colonias) generó hoy un renovado pánico en los pobladores, que creen que se trata de una nueva aparición del misterioso"chupacabras".

De esta manera, luego de algunos años sin apariciones, la famosa leyenda rural sobre el "monstruo" que comía vacas y otros animales volvió a las primeras planas.

Este nuevo caso ocurrió en las últimas horas en la localidad de Santo Domingo, en el centro de la provincia, donde un lugareño encontró un ternero mutilado.

"No se observaban rastros de sangre. Se encontraba limpito, limpito", inició su relato el hombre, de vasta experiencia en el campo. Sin poder salir de su asombro, el poblador recordó que era difícil de describir el estado en el que se encontraron con el animal, aunque pudo dar algunos detalles.

"No se observaban rastros de sangre. Tenía un corte perfecto, liso, como si uno le pasara el dedo a un plato. Además le faltaban los intestinos, un riñón, los estómagos, y dentro de la cavidad abdominal, no tenía nada de restos de bosta", aseguró.

A raíz de la aparición de este episodio, desde otras ciudades levantaron la voz para dar a conocer sus casos, que serán investigados para comprobar su veracidad. En ese sentido, en la localidad de Providencia se investiga la muerte de otras tres vacas, las cuales presentaban lesiones similares.

Si bien la leyenda del "chupacabras" nació en 1992, en la Argentina se conoció con más ímpetu diez años después, cuando se encontró ganado vacuno mutilado en varios puntos ubicados entre las provincias de Río Negro y Santa Fe.

Si bien se percibían ablaciones de los aparatos reproductivos de los animales, desde un primer momento se los asoció con el mencionado fenómeno, aunque luego el SENASA concluyó que habían sido realizadas por zorros y ratones "hocicudos".

Comentarios