La Región
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Roldán y Pueblo Esther piden limitar las fumigaciones con agroquímicos

La ausencia de previsión a la hora de expandir el radio urbano genera conflictos entre los productores y los vecinos expuestos a los químicos.

La problemática de las fumigaciones con agroquímicos está cada vez más presente en las zonas periurbanas de Rosario, donde se multiplican las reuniones de vecinos que deciden organizarse para debatir soluciones y exigir a dirigentes locales y provinciales reglas claras y límites de aplicación precisos.

Así ocurre en Roldán, donde integrantes de 11 vecinales de diferentes barrios de esa localidad estuvieron reunidos recientemente con diputados provinciales de la comisión de Medio Ambiente para exponer sus preocupaciones e intentar avanzar hacia soluciones que necesariamente deben incluir a los representantes del Estado.

Esa ciudad ubicada al oeste de Rosario creció de manera exponencial durante los últimos años sin que se ejecutaran programas de ordenamiento territorial ni que se tuviera en cuenta su particularidad rural, que hoy choca con la expansión de numerosos barrios.

Una situación muy parecida atraviesa Pueblo Esther (ver aparte), otra de las localidades donde algunos vecinos comenzaron a organizarse y a pedir respuestas al Estado ante la preocupación creciente por episodios reiterados de fumigaciones a escasos metros de viviendas particulares.

Con diputados

Unos 80 vecinos de Roldán nucleados en 11 vecinales se reunieron con los diputados provinciales Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), Miriam Cinalli (Cambiemos), Silvia Augsburger (FPCyS), Silvia Simoncini (PJ) y Débora Marzioni en representación de Ariel Bermúdez (Coalición Cívica) —todos integrantes de la comisión de Medioambiente de la Legislatura santafesina— para exponerles en primera persona su preocupación por las fumigaciones indiscriminadas que se realizan en la zona.

"Vinieron cuatro diputados que supieron ponerse por encima de los partidos, rescatamos esa demostración de interés y preocupación por los ciudadanos como algo muy positivo", explicó Nito Longo, uno de los organizadores del encuentro, quien fue el encargado de hacer una breve introducción contando la explosión demográfica que sufrió esa ciudad en los últimos años y los problemas que fueron apareciendo.

Según Longo, Roldán es una ciudad "muy poco planificada, con barrios nuevos en zonas muy extremas", lo que genera una convivencia poco pensada en la previa entre tierra rural y urbana, y un fuerte conflicto que emana de esa convivencia centrado en las fumigaciones con agroquímicos.

"Rescato que todos los diputados estuvieron de acuerdo en señalar que el tema debe ser resuelto y que la parte contraria es muy poderosa" agregó el vecinalista, quien añadió que hasta ahora no lograron ser recibidos por las autoridades locales.

Negativa

En ese punto, el vecino dijo que el pasado 17 de octubre presentaron una nota ante el Concejo pidiendo una reunión con la comisión de Medio Ambiente "pero ni les contestaron". Ante esa negativa, los pobladores afectados por la aspersión de químicos decidieron recurrir a los diputados que trabajan con temas ambientales.

"Recurrimos a la comisión de Medio Ambiente para que nos ayuden a adecuar la ordenanza Nº738/12 de Roldán a los términos de la ley provincial teniendo en consideración las últimas investigaciones sobre el tema, así como los antecedentes de reglamentaciones de otros municipios", dice el documento que los vecinalistas de Roldán entregaron a los legisladores.

"Entre todos hagamos el compromiso por la vida, por la defensa de la salud de nuestras familias y nuestros niños, que representan las generaciones futuras", concluye el texto.

Comentarios