La Región
Domingo 06 de Agosto de 2017

Revés judicial del ex jefe policial involucrado en la causa Perassi

El ex jefe de la Agrupación Cuerpos de la policía de San Lorenzo Adolfo Puyol sufrió un revés judicial al ser rechazado el recurso presentado por su defensa contra la ampliación de la acusación en el marco de la causa Perassi. La querella de la familia de Paula Perassi había solicitado que el ex jefe policial fuera imputado de los delitos de "aborto seguido de muerte" y "privación ilegítima de la libertad", en lugar del cargo de "encubrimiento" que se le hiciera inicialmente. Tal planteo fue compartido por la jueza María Isabel Más Varela, y ahora por el juez de Cámara Carlos Alberto Carbone.

El ex jefe de la Agrupación Cuerpos de la policía de San Lorenzo Adolfo Puyol sufrió un revés judicial al ser rechazado el recurso presentado por su defensa contra la ampliación de la acusación en el marco de la causa Perassi. La querella de la familia de Paula Perassi había solicitado que el ex jefe policial fuera imputado de los delitos de "aborto seguido de muerte" y "privación ilegítima de la libertad", en lugar del cargo de "encubrimiento" que se le hiciera inicialmente. Tal planteo fue compartido por la jueza María Isabel Más Varela, y ahora por el juez de Cámara Carlos Alberto Carbone.

La sanlorencina Paula Perassi desapareció en septiembre de 2011, y la hipótesis en la que se basa la acusación es que la mujer estaba embarazada de pocas semanas de Gabriel Strummia, con quien mantenía una relación sentimental, quien la habría sacado engañada de su casa para que se realizara un aborto, el cual le habría sido practicado finalmente sin su consentimiento y causándole la posterior muerte. El cuerpo aún no fue hallado.

Por el caso están imputados del delito de "aborto sin consentimiento seguido de muerte" y "privación ilegítima de la libertad" Strummia; la esposa de éste, Roxana Michel; su empleado, Antonio Díaz; y la partera Mirtha Rusñisky. Además, están acusados por "encubrimiento agravado por ser funcionarios policiales" los efectivos Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez.

Bajo esta figura estaba imputado también Puyol, pero la querella solicitó ampliarle la indagatoria y acusarlo de los delitos más graves.

La defensa rechazó este planteo argumentando que el pedido de ampliación de imputación había sido concretado fuera de los plazos procesales. La jueza Más Varela no hizo lugar a la solicitud de la defensa, que recurrió a la Cámara de Apelaciones. En una resolución firmada el jueves último, Carbone dictaminó en el mismo sentido que la magistrada.

El camarista consideró que "pensar como lo hace el defensor es un resabio del procedimiento por actas", pero que "lo trascendente es evitar sorpresas para el imputado y asegurar su defensa en el juicio". Añadió que "no es necesario que esta imputación alternativa forme parte de la indagatoria ni del auto de procesamiento en la instrucción", y que "en la etapa que estamos viendo hay un claro conocimiento de la defensa que en modo alguno puede argumentar sorpresa o imposibilidad de defensa o probatoria".

La causa se inició en el viejo sistema penal y actualmente está en el llamado sistema conclusional. La jueza Más Varela dictaminó en abril que por la gravedad de este caso el juicio sea oral y procedió a la respectiva elevación el 3 de mayo.

Los imputados de los delitos más graves están detenidos, mientras que Puyol cumplía arresto domiciliario. Queda ahora por ver si la Justicia le quita este beneficio a la luz de la nueva acusación.

Comentarios