La Región
Miércoles 19 de Julio de 2017

Quieren abrir una gran feria en Villa G. Gálvez, pero el municipio dice: "Saladita, no"

Sería una iniciativa del Sindicato de Vendedores Ambulantes que quiere explotar un galpón en barrio Coronel Aguirre. Alerta entre comerciantes

El lanzamiento de un proyecto para instalar una gran feria comercial en Villa Gobernador Gálvez encendió el alerta entre las entidades empresarias y las propias autoridades, las que ya advirtieron que no se habilitará ningún emprendimiento que no se ajuste a las leyes y ordenanzas que regulan este tipo de iniciativas. "Centro comercial sí, «saladita» no", advirtió a LaCapital el intendente Alberto Ricci, quien igualmente informó que no hubo todavía ninguna presentación oficial.

Hace algunos días Alberto Ribadero, más conocido como Beto Riba, un cantante de música tropical, ex candidato a jefe comunal de Pueblo Esther por el PRO y referente del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara), sorprendió con las imágenes de un inmenso galpón ubicado en el barrio Coronel Aguirre donde anunciaba la instalación de "un centro comercial, un paseo para toda la familia".

En el video podía verse el gran espacio "de tres mil metros cuadrados totalmente techados, baños para damas, caballeros y discapacitados. Aquí habrá más de 600 feriantes, es un gran objetivo para que compartan y difundan. Aquí no vamos a tener más problemas de estar perseguidos, de que nos echen de las calles, será la primera feria modelo, para que la provincia tome como ejemplo, y para que todos los vendedores callejeros tengan un espacio", informaba mientras mostraba el inmenso galpón.

Es más, además de anunciar que el lugar contaría con emergencia médica permanente y salidas de emergencias por calles laterales, el hombre ponía fecha tentativa al emprendimiento. "Ya empezamos con las obras y, si Dios quiere, en septiembre estaremos disfrutando de este centro comercial".

El galpón que mostraba, ubicado en avenida la Plata y San Nicolás (con salida también al pasaje 8) es el espacio que ocupara la empresa Cirubon SA, propiedad de Ricardo Cicarelli, hoy fuerte candidato a comprar Mefro Wheels. Está ubicado en pleno barrio Coronel Aguirre, cerca de la cancha del club homónimo, emblemático del barrio. Cirubon se mudó al parque industrial de Alvear, y este espacio sería alquilado supuestamente al Sivara, donde Riba anuncia que pondrá esta gran feria.

"Dentro de la ley"

En rigor, todavía no hubo ninguna presentación formal en la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez para establecer emprendimiento de ningún tipo. Pero la sola difusión del video y el anuncio de la feria ya generó reuniones entre Riba y los integrantes de la Asociación de Comercio e Industria, y con el mismo intendente Ricci.

"Nosotros de dijimos que siempre que esté dentro del marco de la ley, la asociación lo va a acompañar, pero si van a instalar una especie de «saladita» ya estarán incumpliendo una ley nacional", afirmó Cristian Allegra, de la Asociación de Comercio e Industria. "Creemos que esto, como ha sido planteado, acarrea el incumplimiento de varias normas, empezando por la prohibición de subalquilar locales, ya que, según descubrimos, el galpón no es de su propiedad, sino de la empresa Cirubon. Todavía no sabemos si lo alquiló, lo que sí sabemos es que no es dueño del galpón", afirmó el dirigente empresario.

Es más, la institución emitió en su momento un comunicado donde dijo que "en lineamiento con Came, Adeessa y AER (la entidad) se opone firmemente a la instalación de ferias denominadas «saladita», debido al perjuicio que ocasionaría al comercio local con la consecuente pérdida de puestos de trabajos y cierre de comercios legalmente establecidos. El planteo de nuestra institución se basa en las normativas vigentes a nivel provincial y municipal las cuales en sus considerandos priman la defensa del comercio legal, por lo que confiamos en que las autoridades las respeten".

El responsable del emprendimiento no se hizo esperar y emitió su propio escrito, donde afirma que "Sivara adquiere dicho inmueble en beneficio de sus afiliados, a fin de poder desarrollar sus actividades, siempre en cumplimiento de las normas municipales, provinciales y nacionales". Y le pide a la entidad empresaria que "se abstenga de hacer mención de que será una «saladita», ya que lo único que buscan con ese descalificativo es menospreciar los derechos que tienen nuestros afiliados como trabajadores".

Ricci

El intendente Ricci también fue taxativo a la hora de asegurar que no permitirá "una saladita" en Villa Gobernador Gálvez. "Lo que en principio le dije a Riba es que se tiene que adecuar a la leyes provinciales y a las ordenanzas locales. No se permiten ferias comunitarias, aunque sí centros comerciales. No vamos a permitir 600 tablones donde cada uno venda lo que quiera y como quiera", advirtió el mandatario. Y abundó: "Si vienen con la inversión necesaria para levantar un centro comercial, podrán hacerlo, pero tendrán que cumplir con las normas, los locales deberán estar debidamente autorizados e inscriptos en el municipio, y se hará lo que las ordenanzas permitan".

Entre otros inconvenientes, Ricci también nombró la prohibición de subalquilar locales. "Tendrán que ser realmente los dueños, o el proyecto deberá ser presentado por el titular del galpón", dijo.

Además, y de acuerdo a la ley de instalación de grandes superficies comerciales, Villa Gobernador Gálvez no podría tener un emprendimiento superior a los 700 metros cuadrados.

Pero hay algo más: también por su cantidad de habitantes, la superficie total destinada a la actividad comercial que le es permitida a la ciudad no debe superar los 10 mil metros cuadrados. Todas estas cosas deberán estar contempladas en un hipotético proyecto, entre otras exigencias, como que los locales estén debidamente separados con paredes.

"Todavía no hicieron ninguna propuesta formal ante el municipio. Yo ya dije que cuando tengan todo en orden, que hagan la debida presentación por mesa de entrada, como cualquier otro trámite de habilitación comercial. Hay algo que es claro: centro comercial sí, «saladita» no", remató el intendente.

Comentarios