Inundaciones
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Preocupación de los productores ante el pronóstico de lluvias en la zona de La Picasa

El presidente del comité de cuenca de la laguna, Juan Carlos Duhalde, admitió que el nivel del agua sube medio centímetro por día y que el mayor riesgo es que "haya un desborde"

El presidente del comité de cuenca de la laguna La Picasa, Juan Carlos Duhalde, admitió hoy que la situación sobre la ruta 7 es gravísima y que ante los pronósticos de lluvia para los próximos días "la laguna desborde, con la cual la situación sería muy grave".
En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", Duhalde comentó que la ruta 7, que atraviesa el sur de la provincia de Santa Fe "continúa con tránsito asistido. Permiten el tránsito una hora de los vehículos que van de Buenos Aires a Mendoza y viceversa. Eso produce un embotellamiento horrible, que causa mucha bronca en la gente. Se habilita el tránsito entre las 9 y las 18.30, después se cierra para que los camiones que trabajan apuntalando la ruta tirando piedras de asegurar el terraplén y que el agua no siga socavando la base de la ruta".
"Da impotencia pensar que habiendo obras que son posibles, rápidas y de bajo costo, no empecemos rápidamente con esto.
Duhalde recordó que "las dos estaciones de bombeo fueron hechas a su debido tiempo pero no funcionaron durante muchos años por diversos motivos y esto fue haciendo que la laguna continuara creciendo. Nos agarró el periodo de las grandes lluvias con la laguna llena y esto provocó que llegara al nivel en el que se encuentra hoy. La Picasa crece medio por centímetro por día. Todo lo que estamos haciendo en la ruta, si no se comienza con algún trabajo hídrico que permita descomprimir el pelo de agua de la laguna, es inútil".
Acerca de cuáles podrían ser las consecuencias si el nivel de las aguas continuaba creciendo, el referente del comité de cuenca señaló que "el grave riesgo que hay es que con el tiempo la laguna desborde. Y si desborda ahí sí podemos causar graves problemas. La laguna está en la cota 104 por sobre el nivel del mar, es decir casi una cuadra para arriba y un tapón puesto donde debe drenar. Y el día que reviente el tapón no sé lo que pasará".
Duhalde se lamentó y aseguró que "da impotencia pensar que habiendo obras que son posibles, rápidas y de bajo costo, no empecemos rápidamente con esto. La provincia de Santa Fe ya lo tiene aprobado con todos sus estudios debidamente hechos. Está el okey de la gente de Recursos Hídricos de la Nación y nos falta un acuerdo con algún funcionario de la provincia de Buenos Aires que acepte que empecemos a trabajar en esto y así empezar a descomprimir".
"Sabemos que no va a ser rápido y llevará años -abundó-. Y lo que más agrava las cosas es que se esperan lluvias. Porque si estamos descomprimiendo y logramos hacer bajar a la laguna, después aguanta las lluvias. Pero el riesgo es que a un vaso lo hace desbordar la última gota, y nosotros estamos con el vaso lleno".
Sobre en cuánto había influido la construcción de canales clandestinos resaltó que "ese es un tema que no tiene un perdón para quienes los construyeron. Pero hay productores chicos que se vieron obligados a hacer algo para seguir subsistiendo".

Comentarios