La Región
Jueves 04 de Mayo de 2017

Preocupa el recrudecimiento de peleas de chicas al salir de escuelas en Casilda

Los combates volvieron pero esta vez tuvieron el prurito de no filmarlos para que no se difundan por medio de las redes sociales.

Tras la sorpresa y conmoción que causaron en Casilda una serie de peleas callejeras protagonizadas en septiembre del año pasado por chicas adolescentes de distintos establecimientos secundarios, la problemática recrudeció en las última semana al registrarse después de varios meses de "calma" nuevos episodios violentos que reavivaron el debate sobre un tema que ya casi había quedado en el olvido.

Pese al impacto social que generó el fenómeno, y que incluso derivó en la aplicación de medidas correctivas a las involucradas por parte de la Justicia de Menores, para prevenir situaciones similares como publicó oportunamente La Capital, volvieron a suscitarse casos prácticamente calcados a los ya ocurridos.

La única diferencia es que en esta oportunidad tomaron el recaudo, o tal vez tuvieron el prurito, de no filmar con celulares los actos pugilísticos para subirlos y divulgar las imágenes en las redes sociales.

No obstante, en algunos de los casos, volvió a ser clave el uso de la tecnología para enviar mensajes amenazantes y desafiantes con el objetivo, al parecer, de dirimir disputas amorosas a través de golpes de puño.

Enfrentamientos

La semana pasada, tres chicas que cursan sus estudios en las escuelas secundarias Colonia Candelaria y Manuel Leiva se trenzaron en el horario de salida de clases con otra adolescente del colegio Comercial Vélez Sarsfield en inmediaciones del Correo Argentino.

A ello se sumó una gresca similar frente a la Escuela Manuel Leiva entre dos chicas que fueron separadas por docentes, mientras una muchedumbre de estudiantes presenciaba la escalofriante escena.

Y también se produjo otra pelea de dos menores en cercanías de una farmacia, al tiempo que anteayer la policía impidió que se consumara otro hecho violento afuera de la Comercial, tras ser alertada por el colegio.

El tema preocupa al punto que fue tratado en la última sesión pública del Concejo Municipal casildense, a instancias de la edila Antonia Pierucci, quien días atrás fue testigo de una de las trifulcas callejeras.

El comentario,que hizo en torno a una problemática que lamentablemente se repite en esta ciudad, cabecera del departamento Caseros, pese a las acciones implementadas en su momento para desalentarla, derivó en una nota dirigida a las autoridades policiales para requerir patrullajes preventivos a la salida de los escuelas secundarias.

Más grave que en 2016

"Creo que por la cantidad de casos que ocurrieron en este corto tiempo esta situación es aún más grave que lo sucedido el año pasado", dijo ayer a La Capital Pierucci, quien además de su función legislativa se desempeña como docente y facilitadora de la convivencia escolar en la Escuela Vélez Sarsfield que está organizando actividades destinadas a afianzar las relaciones sociales y desalentar prácticas violentas.

La legisladora local aún no sale del asombro que le provocó advertir e intentar disipar la pelea de la participaron cuatro jovencitas de tres colegios, poco después de terminar el horario de clases.

"Al salir del colegio me llamó la atención ver a un grupo de chicas adolescentes sin guardapolvos cerca de un comercio, y cuando la portera me avisa que en la esquina se estaban peleando fui hasta el lugar y ya dos personas estaban separando a las chicas de las cuales una tenía la cara ensangrentado cuya imagen me conmovió al punto de no poder creer lo que estaba viendo y que afortunadamente no terminó en una desgracia", contó la concejala.

Y más preocupante todavía resultó ser que no se trató de un caso aislado, sino del inicio de una seguidilla de episodios violentos que alarman nuevamente a la ciudad de Casilda.

La concejala Pierucci calificó al problema como "grave" y lo encuadró dentro del marco de "violencia general que atraviesa la sociedad, y que merece de un abordaje como de un plan de acción amplio, que implique un fuerte involucramiento y compromiso de toda la comunidad".

Tareas de contención

Asimismo, Pierucci planteó la necesidad de que el Estado provincial "implemente políticas públicas que garanticen recursos para trabajar y contener este tipo de problemáticas con una mayor presencia en cada uno de las escuelas, más todavía sabiendo que la situación de país no sólo que no contribuye a frenarla sino que agrava la violencia social".

Aunque los informes oficiales de la Municipalidad local indican que en Casilda se registró un leve descenso, en relación a problemáticas vinculadas a la vulneración de derechos de los niños y los adolescentes, no deja de ser un tema que preocupa a las autoridades locales.

En lo que va de este año han ingresado 83 situaciones de este tipo al área social del municipio, donde se canalizan tales cuestiones a fin de ser abordadas y trabajadas a través de un equipo interdisciplinario.

Consultada sobre su mirada sobre las peleas a la salida de las escuelas, la secretaria municipal de Acción Social de Casilda, Celina Aran, manifestó su opinión y dijo que "estos episodios de violencia podrían ser el reflejo de situaciones que se viven en el ámbito familiar y que muchas veces tienen que ver con la falta de diálogo y otras herramientas para resolver conflictos que no sean mediante el uso de la violencia".

Comentarios