La Región
Domingo 16 de Abril de 2017

Podrán operar a una nena de seis años gracias a la solidaridad del pueblo

Luli padece de hidrocefalia y será sometida a una costosa cirugía en España. Trabajaron en forma conjunta con la familia, una ONG y vecinos.

El compromiso y la solidaridad social allanaron el camino para que una nena de seis años que vive en San José de la Esquina pueda ser sometida a una costosa cirugía que está prevista para junio de este año en Madrid.

   Lourdes Milagros Dolard padece desde su nacimiento un cuadro de hidrocefalia, Síndrome de West y parálisis cerebral que le provocó, entre otras secuelas, problemas motrices por los que está siendo tratada desde hace un tiempo en un centro de kinesiología y rehabilitación de la capital cordobesa. Allí es donde surgió la alternativa de practicarle en Europa un tratamiento con la técnica denominada fibrotomía gradual.

   Se trata de una intervención desarrollada por un reconocido médico de nacionalidad rusa que consiste en una práctica quirúrgica sobre el sistema muscular externo del paciente para mejorar su funcionalidad.

   Al tomar conocimiento del caso a través de los padres de la pequeña, la delegación sanjosesina de Red Social, que funciona en esta localidad del departamento Caseros desde 2013, no tardó en apelar a la colaboración de la comunidad que posibilitó en solo tres meses reunir los fondos para hacer frente al costo de la operación así como gastos de traslado, entre otros.

   "Estamos felices por esta respuesta que incluso superó las expectativas del grupo de trabajo que se formó para este fin con participación de más de una veintena de personas", sintetizó ayer a La Capital el coordinador local del organismo, Miguel Scoponi.

   Explicó que la campaña fue un éxito, a través de la cual se juntaron los 180 mil pesos que se necesitaban , gracias al aporte de vecinos y donaciones de comercios e industrias.

   La última actividad que permitió completar el total del dinero fijado se desarrolló el domingo en el marco de un nuevo festival folclórico con la participación de artistas locales y regionales presentados por locutores que también colaboraron con el evento.

   Ello fue el corolario de una serie de acciones que convirtieron en realidad la benéfica iniciativa aunque aún se mantendrá la caja de ahorro que fue habilitada en la sucursal local del Banco Nación para quienes quieran ayudar a la familia de la nena depositando en la cuenta número 47325777397 cuyo número de CBU es 01104732/30047325777397.

   "Si bien lo recaudado alcanzará para esta primera etapa habrá más gastos cuando luego de la cirugía Luli —así la llaman en San José de la Esquina— regrese al instituto de Córdoba para continuar con su tratamiento de rehabilitación, por lo que el dinero extra que se recaude será bienvenido", explicó Scoponi.

Amor y lucha

Al regreso de la cirugía en España, la nena comenzara su recuperación con el acompañamiento de su madre, María José Barrios, como lo hace desde el primer día que su hija es atendida en la clínica de Córdoba. No menos amor le brinda su padre Pablo Dolard, que se quedó en la localidad para cumplir con sus obligaciones laborales de trabajador rural y viaja a visitarla periódicamente.

   "Luli es una nena muy estimulado y querida por todos", contó Scoponi para luego mostrarse "orgulloso del gran gesto de solidaridad demostrado por un pueblo que está feliz por lo logrado y fundamentalmente porque la cirugía mejorará la calidad de vida de la chiquita".

   En esa misma línea rememoró que "Red Solidaria comenzó a trabajar para juntar los fondos a partir de enero luego de que se acercaran los padres de la nena y nunca pensamos que en tan poco tiempo se lograría el fin buscado sin necesidad de recurrir, lo cual no invalida que lo hagamos mas adelante, a autoridades políticas". No obstante aclaró que la comuna ayuda a la familia para hacer frente a la estadía en Córdoba.

Fanática "canalla"

Al ser una reconocida "fan" de Rosario Central, Lourdes no pudo con su pasión el día que advirtió en su casa la presencia de un grupo de integrantes de la peña local de Ñuls que se acercó para ofrecer colaboración a sus padres. En ese momento, ella no tuvo mejor idea que recordarle su condición de fiel hincha canalla. La anécdota es recordada en el pueblo con simpatía hasta por los propios hinchas leprosos que experimentaron lo sucedido.

Comentarios