Fiesta electrónica en Arroyo Seco
Miércoles 04 de Enero de 2017

"Para ellos es dinero y para mí es la vida de mi hija", dijeron los padres de Giuliana

Horacio y Ana Maldován cuestionaron en duros términos al intendente de Arroyo Seco y a los organizadores de la fiesta.

"Para ellos es dinero y para mí es la vida de mi hija", fue la sentencia de Ana, la madre de Giuliana Maldován, la rosarina de veinte años que murió tras consumir drogas en la fiesta de Fin de Año del boliche Punta Stage, de Arroyo Seco. Y cuando habla de "ellos" apunta a los organizadores del multitudinario evento que sumó dos víctimas fatales. "Esto fue un negocio y no les importó la vida de la gente", añadió el padre, Horacio.
Horacio y Ana Maldován se mostraron anímicamente destrozados por la muerte de Giuliana pero querían hablar para que su muerte no fuese en vano. "Quiero que mi Giuli marque el camino a todos estos chicos que creen que a los veinte años son indestructibles y se equivocan. Mi hija lo pagó y quiero que deje algo", sostuvo Horacio.
Añadió que "Giuli se equivocó pero también la han ayudado a que se equivoque. Tenemos un Estado que no nos da seguridad, no nos da controles", y le apuntó a los controles municipales, al intendente de Arroyo Seco, Nizar Esper, y a la Policía de la ciudad. "Saben lo que pasa en estas fiestas, ¿y no hay un solo vendedor de drogas detenido? ¿Cómo es posible? Tenemos dos chicos muertos y podrían haber sido más. Se hacen todos los desentendidos, el intendente de Arroyo Seco es impresentable, im-pre-sen-ta-ble. Le hacen un asado en la puerta de la casa y él ni se entera", sostuvo.
En declaraciones a Canal 3, dijo que Giuliana "era una chica alegre, le gustaba salir, le gustaban las fiestas electrónicas, juntarse con amigos, ir a la cancha. Pero se equivocó, se equivocó, y yo lo que quiero es que ni haya ni una Giuli más ni un Lucas tampoco", y pidió: "Que controlen, que nos defiendan, que hagan algo, que no haya esta impunidad. Esto fue un negocio y no les importó la vida de la gente, que estén hacinados y sin agua. El negocio de ellos era vender botellas de agua, que costaban ochenta pesos"
"¿No saben que en esas fiestas venden drogas como si fueran caramelos? ¿La Policía no sabe esas cosas? Por favor, no nos agarren de estúpidos. ¿Qué pasa? ¿Las autoridades dónde están?", afirmó, y le habló directamente al "señor intendente de Arroyo Seco: reivindíquese, salga a hablar, hágase responsable".
Ana Maldován, mientras tanto, aseguró que no cree las palabras del intendente. "Acá se maneja mucho atrás de todo esto, sé que el intendente sabía y que estaba la zona liberada", sostuvo.
La madre de la víctima fatal de la fiesta en Punta Stage admitió: "Mi hija lamentablemente cometió un error", y señaló que intenta "no escuchar comentarios; a Giuli la quería todo el mundo pero hay comentarios muy feos. Giuli no era una drogadicta, era luz, tenía un carácter y una forma de ser divina".
"Es insoportable ver a tu hija en un ataúd, es algo que no se puede explicar", remarcó, visiblemente consternada
Ana remarcó la preocupación de todos los padres de hijos adolescentes, que no saben cómo protegerlos. "¿Cuántos padres están en la misma? Y no podemos hacer nada por cuidar a nuestros hijos porque no sabemos cómo. Al intendente no le importa y a la Policía mucho tampoco, estamos solos en esto los padres", concluyó.

Comentarios