La Región
Miércoles 04 de Enero de 2017

Numerosas localidades del centro de la provincia fueron muy afectadas

El más castigado fue el pueblo de Ramona, en el departamento Castellanos, donde el 40 por ciento de la población debió ser evacuada

Numerosas localidades ubicadas en los departamentos del centro provincial vieron agravada la situación durante la jornada de ayer por la cantidad de agua que precipitó durante la noche del lunes y madrugada del martes.

En varios puntos, la inundación en los domicilios llegó a través del desplazamiento de grandes masas de agua en movimiento que ingresaron a las áreas pobladas desde la zona rural, pero en otros, directamente llovió con intensidad. La población más afectada es Ramona, una localidad de 2.000 habitantes del departamento Castellanos, de los cuales alrededor del 40 por ciento debieron ser evacuados hacia el centro de asistencia montado por Defensa Civil, tras un indicador del pluviómetro que alcanzó los 160 milímetros en una hora.

Esto se sumó a los 160 que habían caído durante el fin de semana, lo que generó que el 80 por ciento de las viviendas de la planta urbana registraran agua en su interior. "Muchos vecinos se autoevacuaron a viviendas de familiares y amigos, pero otros son atendidos en el Centro Cultural, Social y Deportivo Ramona, donde montamos un centro de evacuados", indicó el presidente comunal de la localidad, Fabio Barbero.

Sin pronóstico

El funcionario se mostró preocupado porque la tormenta de ayer a la madrugada no estaba pronosticada. "El alerta meteorológico nos anunció una tormenta para esta noche y eso nos tiene mal a todos", dijo, y añadió que las tareas, además de asistir a los evacuados "consistían en generar contención para que no ingrese agua en las viviendas que aún permanecían secas, a través de bolsas de arena o tapias de ladrillo".

"También se priorizó la evacuación de las personas enfermas y discapacitadas y se trabajó con quienes se niegan a dejar su vivienda por temor a los robos", explicó Barbero.

Respecto a las posibilidades de prevención frente a fenómenos similares en el futuro, el jefe comunal dijo que "ante semejante cantidad de agua caída en tan poco tiempo hay poco por hacer. Ahora debemos procurar atender a las personas afectadas y al mismo tiempo planificar qué haremos si se cumplen los pronósticos para la zona".

Por la región

Otras poblaciones que tienen problemas de acumulación de agua en la zona rural, son Bauer & Sigel, Coronel Fraga, Pueblo Marini, Colonia Aldao, Vila, Santa Clara de Saguier, Sastre, San Jorge, Estación Clucellas, San Carlos Centro, San Carlos Sud y Matilde, entre otras.

Durante la tarde de ayer permanecían aisladas Eustolia, en Castellanos, y Traill, en San Martín. El presidente comunal de Eustolia, Daniel Giordano, detalló que el gobierno provincial drenó gran parte de agua con bombas arroceras, "pero el problema que hay en esta zona es que viene el agua de la provincia de Córdoba sin control. Cayeron 70 milímetros y esa cantidad teóricamente no debería complicarnos. Sin embargo el agua entró a las viviendas, como ocurrió en los últimos años y tres veces en 2016".

Por su parte, Oscar Biolatto, jefe comunal de Traill, indicó que las calles de su pequeña población estaban anegadas y destacó que se comenzó a evacuar a las primeras familias".

Falso comunicado

A través de las redes se difundió ayer un comunicado que alertaba sobre la posibilidad de un tornado en la región y generó malestar en muchas poblaciones con problemas hídricos. Esto fue desmentido desde el Servicio Metereológico Nacional aunque se advirtió sobre la posibilidad de tormentas con fuertes ráfagas de viento.

Comentarios