La Región
Jueves 18 de Mayo de 2017

La provincia busca revertir la decisión de Agrana Fruit de abandonar Coronda

El gobernador intentará comunicarse incluso vía diplomática con los máximos responsables de la firma. Hay esperanza pero no grandes ilusiones

Aunque sin grandes expectativas, las autoridades de la provincia, con el mismo gobernador Miguel Lifschitz a la cabeza, tratan de involucrarse en la difícil situación de la empresa Agrana Fruit, que decidió trasladar las actividades de su planta en Coronda a otra en Corrientes. Lifschitz adelantó a LaCapital que intentará comunicarse con la misma Embajada de Austria (país de donde es originaria la empresa), algo que "tuvo buenos resultados en el caso de Mefrowheels", y aseguró que "se ofrecieron alternativas posibles para revertir la decisión". Desde la administración provincial esperan que las autoridades de la firma reviertan su determinación, aunque también lamentan que, en palabras del mismo gobernador, "haya empresas que privilegien las ganancias sin tener en cuenta el fuerte impacto social que toman sus decisiones".

La provincia tomó cartas en el asunto y, desde el Ejecutivo, el gobernador Lifschitz indicó: "Tuvimos conocimiento del problema este martes, y el ministro Contigiani estuvo en el lugar; tomamos contacto tanto con los trabajadores, como con los gerentes y el apoderado legal de la planta. En principio es un tema difícil de revertir, porque no es un problema de crisis de operatividad que podríamos encarar con apoyo estatal; es una decisión estratégica de concentrar la actividad en base a una lógica económica, pero sin tener en cuenta las consecuencias sociales que acarrea", dijo el mandatario a este diario. Y advirtió: "Son más de 50 trabajadores que quedarán desafectados en una de las fuentes de trabajo más importantes que tiene Coronda. Ellos dicen que van a cumplir con todas las exigencias en lo que respecta a indemnizaciones. Nosotros no perdemos las esperanzas de que reviertan la decisión; en otros casos lo hemos logrado. Ahora queremos llegar hasta las autoridades de la empresa en Austria para ver si al menos se puede postergar esta determinación", confió.

El conflicto

El conflicto planteado por la empresa Agrana Fruit reside en que adoptó la decisión de trasladar a la ciudad de Bella Vista, en la provincia de Corrientes, la planta procesadora de frutas que posee en la ciudad de Coronda y por la que perderían su puesto de trabajo unos 53 operarios permanentes del establecimiento.

De acuerdo a la decisión de esta empresa de capitales austríacos, la planta de Coronda pasaría a ser apenas un puesto de acopio y congelamiento de los frutos, que pasarían a ser procesados en Corrientes.

El mandatario provincial aseguró a este diario que se comunicará con la Embajada de Austria para ver si "las autoridades pueden mediar en algún punto. Pero esta es la realidad del país: a algunos sectores de le economía les está yendo bien, pero hay otros sectores que, por la caída de ventas, la pérdida de competitividad o simplemente por decisiones que ponderan las ganancias, no tienen en cuenta el impacto social de sus decisiones".

Del ministro

"Enorme frialdad"

Por su parte, en declaraciones públicas que luego subió a su cuenta de Twitter, el ministro de la Producción, Luis Contigiani, señaló: "Esto tiene que hacernos reflexionar. Es un ejemplo más de que las inversiones externas, los capitales externos, vienen de la mano de una toma de decisiones con enorme frialdad. El Gobierno Nacional nos dice que el desarrollo del país va a venir de Davos, para poner un lugar simbólico. Yo prefiero una Pyme atada con alambre, que tiene más compromiso con su territorio, que cualquier multinacional".

Hoy, trabajadores y representantes de la firma se reunirán en el Ministerio de Trabajo de la provincia, que convocó para una audiencia entre las partes.

Luego de esto, los empleados irán a la Legislatura, donde fueron invitados para exponer su situación.

Marcelo Castaños

Ubaldo G. Mauro

Comentarios