La Región
Miércoles 06 de Septiembre de 2017

Irónica protesta de jubilados de Firmat que reclaman por la atención de Pami

Después de tres meses sin respuesta, los abuelos "celebraron su lucha" con una representación en la que renovaron sus demandas a la obra social

Jubilados autoconvocados de Firmat protagonizaron una suerte de parodia ante las puertas de la sede de Pami para renovar su reclamo en busca de soluciones a los problemas prestacionales de atención médica que padecen desde hace tiempo.

Vestidos de murgueros apelaron a la ironía para celebrar tres meses de "lucha" que vienen concretando en demanda de respuesta insatisfechas pese al compromiso asumido por autoridades de la obra social de los jubilados y pensionados nacionales para intentar resolver un conflicto que parece no tener fin.

El problema suscitado el 1º de junio luego de que un sanatorio firmatense dejara de formar parte del sistema al no estar de acuerdo con el nuevo contrato ofrecido por Pami afecta a 9 mil afiliados de esta ciudad del departamento General López y su zona de influencia que aun siguen esperando medidas de fondo que normalicen definitivamente la crítica situación.

Aunque para palear la problemática primero se puso en marcha un plan de contingencia y después surgieron acuerdos con otros efectores privados de salud no satisfizo las expectativas especialmente de los abuelos firmatenses que se vieron obligados a ser trasladados a nosocomios de Venado Tuerto para recibir el servicio de internación que antes tenían en la ciudad.

Y si bien ante el colapso la provincia intervino y hasta redobló esfuerzos para cubrir necesidades desde el Hospital San Martín tampoco resulta suficiente para conformar a los abuelos que si bien valoran la acción del Estado santafesino pretenden legítimamente que su obra social se haga cargo del tema.

Derechos ultrajados

"Nos ultrajaron nuestros derechos y vamos a seguir insistiendo hasta que se solucione la situación porque aún no conseguimos nada", advirtieron los jubilados que marcharon hasta las oficinas de Pami Firmat a visibilizar su descontento a través de una suerte de puesta en escena para "festejar" el tiempo de "lucha" que llevan sin respuestas.

En este contexto despertó cierta expectativa la reciente asunción del nuevo interventor de la UGL 9 de Pami Rosario, Arístides Lasarte, quien ya desembarcó en Firmat para mantener una reunión en el centro de jubilados donde se comprometió a "gestionar y dar una solución a corto plazo", según indicó a la prensa al concluir el encuentro aunque aún nada cambio.

El preocupante problema también sacude a las autoridades políticas locales y de la región que buscan con el acompañamiento de legisladores provinciales y nacionales una salida aún incierta.

En tal sentido la diputada nacional, Alicia Ciciliani, sostuvo que "este es un problema gravísimo causado por el manejo irresponsable de Pami al tomar decisiones sin medir su impacto negativo como fue haber dado de baja a contratos prestacionales con efectores y no tener una mejor alternativa para los jubilados".

En esa misma línea la legisladora advirtió sobre situaciones similares registradas en otras regiones del sur santafesino y el Gran Rosario al punto que ya se inició, a instancia del fiscal Guillermo Marijuan, una investigación en la Justicia Federal a cargo del juez, Sebastián Casanello, para investigar presuntas anomalías vinculados a contratos prestacionales y en cuya causa fue citada para prestar declaración al respecto.

Ciciliani además es coautora de un proyecto de ley que apunta a descentralizar el Pami y que aún "no fue debatido al no tener el numero suficiente, razón por la cual estamos pidiendo el apoyo de los jubilados para instalar el tema en la agenda de discusión", dijo para luego achacar a Nación que la provincia tiene que echar manos a sus recursos para hacer frente a la atención de los afiliados a Pami ante la falta de respuestas.

En ese sentido cabe destacar que desde el 1º de este mes el hospital firmatense reforzó sus servicios en materia de urología, traumatología, kinesiología, fonoaudiología, cardiología y ecografía para satisfacer la demanda de los más de cuatro mil afiliados de Pami en la ciudad. Así lo resolvió el Ministerio de Salud, lo cual significa "un paso adelante para seguir avanzando", según indicó el intendente, Leonel Maximino.

En tanto el diputado provincial y vecino de Firmat, Gabriel Real, valoró la decisión al manifestar que "tiene que ver con una respuesta rápida y directa a partir del compromiso asumido por el Ministerio de Salud y el municipio de Firmat ante una obra social que se retiró y no asumió sus responsabilidades".

Comentarios