La Región
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Investigan a una organización que ofrecía capacitación en criminalística

El principal acusado es el director de una asociación y se presentaba como ex agente de la Side. Se cree que hay funcionarios policiales implicados

Por una serie de estafas reiteradas, la Justicia provincial investiga a un grupo de santafesinos que integran la Asociación Civil de Estudios Legales y Periciales, una organización abocada a brindar charlas y capacitaciones en la ciudad de Santa Fe y en distintas localidades de la provincia sobre temas de criminalística.

La causa, que instruye la fiscal Rosana Marcolín, tiene apuntado como principal cabecilla al director de dicha asociación, Marcelo S., quien según pudo detectar la pesquisa, se presentaba como ex agente de inteligencia del Estado (Side), así como un catedrático de la Universidad Nacional de Rosario, pero en realidad solamente tiene el nivel primario completo. Asimismo, se determinó que esa asociación no se encuentra registrada en el Estado.

La investigación también apunta a otros tres funcionarios, que en la actualidad prestan servicios en la Policía de Investigaciones (PDI) de la capital provincial, en el área pericial y de laboratorio.

El caso es investigado por Marcolín desde 2010, cuando la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se encontraba a cargo de la fiscalía de la ciudad de San Javier, a 150 kilómetros al norte de la capital provincial.

Ese mismo año, Marcelo S., junto con los demás integrantes de la asociación, brindaron una capacitación en la localidad costera, donde cada participante debía abonar una suma de 400 pesos. En esa oportunidad en total asistieron 40 personas.

En esa línea, los investigadores detectaron que la asociación brindó, con la misma metodología, varios seminarios y capacitaciones sobre temáticas vinculadas con el análisis de pericias, en distintas localidades de la provincia e inclusive en Brasil.

Testigo clave

Desde entonces, y con un testigo clave que brindó datos certeros sobre el presunto ardid empleado por la organización, se inició una investigación que derivó en que este último sábado se efectúen dos allanamientos: uno en el domicilio de Marcelo S. en Santa Fe y el otro en la biblioteca María Perrissol, de la ciudad de Villa Constitución, donde se desarrollaba una capacitación de la asociación llamada "Seminario y jornada de actualización de criminalística médico legal y accidentología legal".

Tal como indicó ayer a través de un informe Diario Uno Santa Fe, si bien todavía ninguno de los integrantes de la organización fue imputado, la fiscal reúne las evidencias recolectadas en los allanamientos para efectuar la audiencia con el fin de atribuirles los delitos de estafas reiteradas y asociación ilícita.

Regalería mística

La pesquisa judicial determinó además que el sindicado cabecilla, Marcelo S., tenía un nivel de instrucción educativa que solamente llegaba a la escuela primaria completa. En tanto, su única actividad declarada es tener una regalería mística en el centro de la capital provincial.

Como dato particular del caso fuentes tribunalicias indicaron que los allanamientos realizados por Marcolín fueron instrumentados por Gendarmería en virtud de que integrantes de la fuerza policial habrían intervenido en la comisión de los delitos que se le atribuyen a Marcelo S.

Para el allanamiento en Villa Constitución, la funcionaria judicial requirió la colaboración de su par villense, Analía Saravalli, quien supervisó la ejecución de la medida, en que la se secuestró material de interés para la causa.

Marcolín indicó que se trata de una investigación en la que "hay elementos serios de sospecha de un grupo de policías y civiles que conformaron una asociación civil a través de la cual brindaban un curso de criminalística".

Y acotó que los dictantes de este seminario "no todos tenían capacitación en la materia, inclusive alegarían títulos que no tienen, y en base a ese engaño consiguen llenar los cupos y recaudan una cantidad considerable de dinero desde hace muchos años".

De acuerdo a la documentación secuestrada en el allanamiento de Villa Constitución, la actividad de esta organización se remonta al menos a siete años. "Ellos llevan al engaño a la gente haciéndoles creer que están participando en un curso, primero de una entidad pública porque en los certificados colocan el escudo nacional y la bandera de la provincia, cosa que no se puede hacer siendo una institución privada, y luego, las calidades que invocan a la hora de dictar el curso", explicó Marcolín.

"Uno paga creyendo que está siendo capacitado por una persona idónea y hasta donde sabemos, solo tiene estudios primarios, ni siquiera secundarios", remarcó la fiscal.

"Estos dos allanamientos fueron para recabar la información restante. En la ciudad de Villa Constitución se halló al organizador de esta asociación civil, que estaba dictando la clase, que aparte es un civil pero tenía puesto al momento un pulóver con una insignia policial. Existe toda una serie de maniobras que tienden al engaño", detalló.

Asimismo aseguró que "se levantaba mucho dinero porque se dictaban clases mensuales, por cada clase se cobrara una suma de 400 pesos por persona, y dependiendo del número inscriptos que concurrían podía ser una buena suma; por ejemplo, la primera vez que los vi había más de 100 personas. Por lo que estamos hablando de 40 mil pesos en una sola clase y esto lo hacían en toda la provincia", concluyó Marcolini.


Comentarios

Últimas Noticias