Tormenta
Lunes 26 de Diciembre de 2016

Hubo más de 600 evacuados en la provincia y alrededores luego de la tormenta

Álvarez y María Teresa fueron las localidades más afectadas de Santa Fe. Los damnificados comenzaban a regresar esta noche a sus casas.

Más de 600 personas debieron ser evacuadas durante la jornada de hoy en la provincia de Santa Fe y en la localidad bonaerense de Pergamino, a 100 kilómetros de Rosario, luego de la tormenta de agua y viento que azotó la región durante la madrugada. Buena parte de los evacuados había comenzado esta tarde el regreso a sus viviendas.
En la provincia de Santa Fe hubo más de doscientos evacuados, de los cuales cien son de Álvarez (departamento Rosario) y otros tantos de María Teresa (General López), quienes regresaban esta noche a sus hogares.
En el departamento Rosario, Álvarez fue la localidad más damnificada, ya que la crecida del canal aisló la mitad del pueblo y dificultó las tareas de evacuación. Desde el gobierno provincial remarcaron que en algunas viviendas ingresó agua hasta un metro de altura. El secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, conformó en Álvarez el Centro de Operaciones de Emergencia y coordinó desde allí las acciones de respuesta. Esta tarde eran cien los evacuados, distribuidos en tres centros.
En Arroyo Seco fueron evacuadas ocho personas del barrio Ombú y dos barrios se encontraban anegados aunque los vecinos se resistían a dejar sus casas. Los organismos oficiales consideraron que si el clima no ayuda los evacuados podrían llegar a medio centenar.
En Villa Amelia el agua ingresó en 150 viviendas y diez personas fueron evacuadas en el hospital local y otras tantas se autoevacuaron.
Aunque sin evacuados, entre las otras localidades que sufrieron el temporal se encuentran Pérez (se anegaron los barrios La Palangana y 52 Viviendas, y se puso en funcionamiento una electrobomba), Acebal (el camino entre el cementerio y la ruta 14 está inundado), Albarellos (el nivel del agua retrocede y el camino a Uranga está interrumpido), Fighiera (la situación en el casco urbano se encuentra controlada), General Lagos (hubo caída de árboles y se volaron techos de siete casas), Piñero (el agua alcanzó ocho viviendas), Pueblo Esther (el arroyo se encuentra al límite de su capacidad y Zavalla (debió ser interrumpida la circulación de la Ruta 33 en varios sectores).
La gran mayoría de los evacuados de la zona se produjo en Pergamino, donde unas 400 personas tuvieron que abandonar sus domicilios ante el avance del agua luego del desborde del arroyo Pergamino. Esta noche más de la mitad había vuelto a ocupar sus casas.

Comentarios