La Región
Lunes 17 de Julio de 2017

Hallaron un túnel en Arroyo Seco, que tendría cien años de antigüedad

Operarios municipales detectaron un pozo y tras cavar avisaron del hallazgo. Hoy expertos lo inspeccionarán. Suponen que era una noria.

Cerca del mediodía del viernes pasado el interventor del área de Obras Públicas de la Municipalidad de Arroyo Seco, José Luis Murina, recibió un llamado de empleados del área de Obras Públicas que le reclaman su presencia en la plaza 9 de Julio de la ciudad porque habían hallado lo que parecía ser extraño pozo con un túnel de material que tendría unos 100 de antigüedad y que hoy será inspeccionado por expertos en la materia.

   Así comenzaron los pasos para indagar sobre el hallazgo. Rápidamente el interventor tras ir al lugar y dialogar con los trabajadores dijo que se pusieron en contacto con la Facultad de Arqueología, quienes hoy se llegarán a la ciudad a hacer una inspección. "Por ahora nos han encargado que tapemos todo y que lo vallemos, que luego ellos nos van a decir si tiene un valor histórico o no. Aparentemente es una noria, un abrevadero donde se sacaba agua para los animales. Pero seguramente tiene unos 100 años".

   El hallazgo ocurrió por casualidad, ya que los empleados habían advertido que había pequeño pozo en la plaza y antes de empezar a cubrirlo —para evitar que cualquier persona pudiese tener un accidente— se dieron cuenta de que era más profundo de lo que pensaban. Luego, al cavar, descubrieron en lugar lo que hasta ahora había permanecido oculto para los vecinos de Arroyo Seco.

   Los operarios encontraron a unos 10 metros de profundidad en la plaza 9 de Julio, lo que se cree sería una noria de pozo, que solía usarse para extraer agua entre los siglos XVII e inicios del XX. Si fuese una noria podría haber bajo tierra ruedas engranadas y hasta recipientes —cangilones— que recogen y suben el agua.

   Murina comentó que en el lugar de la excavación había una bóveda y otros elementos extraños como una botella de vidrio y una cubierta de auto. "Realmente no entendemos por qué es algo que encontramos ahora. Habrá que esperar a la gente que conoce del tema para que nos diga de qué se tratan estos elementos", dijo.

   El portal Arroyo Diario, que inicialmente difundió el hecho, detalló que un operario del Obras Públicas con quienes dialogaron les contó que advirtieron un pequeño pozo superficial en la plaza y que "arrojaron un palito por un orificio y se dieron cuenta de que seguía de largo", por lo que decidieron excavar y dieron con un pozo "de casi 10 metros de profundidad, como si fuera una escalera de unos 25 escalones y más abajo, encontraron un pozo de unos tres metros de diámetro hecho con paredes de cemento".

   "Es un extraño pasadizo que tiene unos seis metros de largo y que termina en una bóveda", sintetizó Murina. E historió que en esa zona, en 1920, había un molino, pero no hay datos de catacumbas.

   Lo cierto es que el hallazgo está en buen estado y que hoy comenzará a ser analizado por expertos en descubrimientos arqueológicos de la provincia.

Comentarios