La Región
Jueves 29 de Junio de 2017

Habilitaron la ruta 8 tras obras de alteos realizados entre Arias y Venado Tuerto

La importancia de esta habilitación radica básicamente en que en el sur santafesino, dos de las rutas más importantes del país están cortadas.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, terminó los trabajos de alteo en el kilómetro 397 y 402 sobre la RN 8 entre las localidades de Arias y Venado Tuerto, provincias de Córdoba y Santa Fe. Estas obras de emergencia debieron ser ejecutadas como consecuencia de las intensas lluvias registradas durante el último mes. La ruta 8 ahora encuentra habilitado para el tránsito vehicular tras casi un mes de estar inhabilitada.

La importancia de esta habilitación radica básicamente en que en el sur santafesino, dos de las rutas más importantes del país están cortadas. Una es la 7 a la altura de Aaron Castellanos y recientemente la 8 entre las localidades de Venado Tuerto y Arias (Córdoba), o más concretamente entre la primera localidad cordobesa y Maggiolo; la última de la provincia de Santa Fe y a unos 30 kilómetros al sur de Venado Tuerto.

La ruta 7 es bioceánica y conecta a Buenos Aires con Chile en su extenso recorrido. Es una ruta frecuentemente utilizada por camioneros de un lado y del otro de la cordillera de Los Andes. Con el corte total de la 7 en Aaron Castellanos, y sin pronóstico cercano de su reapertura, el flujo vehicular se complicó notoriamente ya que muchos desviaban por la 8 que hasta que se cortó por obras. De eso hace unas tres semanas atrás.

El decir que para unir Buenos Aires con Mendoza y de ahí a Chile, los conductores debían retomar por la 8 al llegar a Venado Tuerto o directamente ir por la 8 desde Buenos Aires. Los que venían por la 7 podían desviar en Junín hacia Venado Tuerto o seguir por la 188 hasta San Rafael Mendoza. Todo eso implicaba una enorme molestia que se vió agravada con el corte de la 8 en el límite con Arias.

Hoy el panorama rutero viene más tranquilo en función a que se reabrió la ruta 8 y en el caso de la 90 a la altura de Melincué se puede pasar normalmente aunque con cuidado. "Es que cuando se está trabajando a la gente se la desvía por un camino de tierra que sale a la localidad de Melincué. Pero con cuidado se puede pasar", explicó el mandatario comunal Gabriel Rébora.

La semana pasada la ruta 90 estuvo cortada a la altura de Melincué durante dos días como consecuencia de las grandes vientos que entre otras cosas; cubrió de agua la carpeta asfáltica e hizo caer dos paredes del viejo hotel de Melincué. La vieja estructura de cemento construido a finales de la década del 30 y sumergida en las aguas de la laguna desde hace casi 4 décadas está al borde de desaparecer.

La ruta 14 es otra de las rutas que tuvo problemas de anegamiento ya que en algunas oportunidades se cortó por la presencia de abundante agua en la carpeta asfáltica. La ruta 14 es la continuidad del corredor Vial Nº 6 que comienza en Soldini y culmina en Miguel Torres. La traza original de esa ruta, que figuraba pavimentada en épocas de la dictadura militar, continua por caminos de tierra, prácticamente intransitables.

Desde Miguel Torres se une por un camino de tierra, que en realidad es ruta, a Chovet y desde allí, y costeando las vías del ferrocarril, hasta Carmen. Desde esa localidad se conecta a la ruta 8 y a pocos metros de esa conexión, se encuentra la ruta 14 que deriva en la ruta 7 tras atravesar Runciman, María Teresa, Chistophersen, San Gregorio y Diego de Alvear.

rutahabilitada1

Trabajos


Los trabajos de alteo fueron ejecutados por personal de Vialidad Nacional, desde el viernes 26 de mayo hasta el jueves 22 de junio, en los kilómetros 397, 402 y entre el 415 - 417 de la RN 8. La misma se vio interrumpida como consecuencia de la acumulación de agua sobre la calzada que produjo la erosión de la carpeta asfáltica y del terraplén.

Para llevar a cabo los trabajos entre los kilómetros 402, 415 y 417 fue necesario movilizar una gran cantidad de camiones cargados con toneladas de piedras que fueron utilizadas para el armado del pedraplén; esto dio un alteo de 60cm sobre la nueva carpeta asfáltica. La misma posee una longitud de 750 metros.

Una vez concluidos los trabajos, comenzaron tareas de similares características sobre el kilómetro 397, donde actualmente se está realizando la nivelación de las barandas. Finalmente, en los tres casos, luego del alteo se llevó a cabo la repavimentación de la calzada.

Además de agentes de Vialidad Nacional, se contó con apoyo logístico de la concesionaria Caminos del Paraná y de Casa Central. Se utilizaron: 2 cargadoras frontales, 1 retroexcavadora sobre orugas, 1 tren de asfalto completo, 1 rodillo compactador liso, 1 regador de asfalto, 1 Planta asfáltica Marini y 1 grupo electrógeno Cummins 500 kva. También se tuvo 25 bateas para fletes varios de piedra y mezcla con sus respectivos choferes.

Comentarios