La Región
Domingo 08 de Octubre de 2017

Florian Paucke y la historia de San Javier, en una muestra

Se inauguró en la Legislatura provincial una exposición sobre la obra del sacerdote jesuita que retrató sus vivencias en estas tierras.

Con un importante número de público, autoridades y representantes de pueblos originarios quedó inaugurada en el hall del Palacio Legislativo provincial la muestra artística del sacerdote jesuita Florian Paucke, que podrá apreciarse hasta el 13 de este mes. La exposición fue declarada de interés de la Cámara de Senadores, por iniciativa del legislador por el departamento San Javier, José Baucero.

Florián Paucke fue protagonista y autor de uno de los testimonios más significativos del mundo rioplatense y estaba tan identificado con su futura vivencia en América que agregó después de su nombre y apellido el de Misionero Jesuita del Paraguay. En 1769, tras la expulsión de los jesuitas de América, volvió a su tierra. En Neuhaus escribió sus viviencias en estas tierras e ilustró los textos con dibujos en colores que incluyeron 34 láminas de flora, 33 de fauna y 34 de trajes de costumbre.

La obra tuvo varias ediciones alemanas póstumas en 1829, 1870 y 1908. En castellano se publicaron algunas referencias y fragmentos, y Guillermo Furlong aprovechó las descripciones de Paucke para su obra "Entre los Mocovíes de Santa Fe" (1938), y en 1942 apareció una edición completa en traducción de Edmundo Wernicke: "Hacia allá y para acá (Una estada entre los indios mocovíes. 1749 - 1767)", en cuatro tomos (1942-44), donde el traductor hace la historia del manuscrito original y de sus ediciones.

La muestra responde a una iniciativa del senador por San Javier, José Baucero, y el apoyo del vicegobernador, Carlos Fascendini. El autor del proyecto señaló: "Lo que vamos a revivir tiene que ver con Florián Paucke y con nosotros, con esa noble raza Mocoví que hace 270 años se congregaba en una pequeña comunidad para darle inicio, quizás sin darse cuenta, a lo que es hoy San Javier. No nos caben dudas que Florián Paucke sí se dio cuenta y que el desde la fe, de esa comunión con Dios, hizo la primer comunidad de aborígenes, en nuestra pequeña, pero gran patria que es San Javier".

El legislador añadió que "por allí los sanjavierinos no hemos dimensionado la importancia de este jesuita, de un hombre que dio su vida y que solamente se fue porque fueron expulsados de América latina. Nosotros perdimos a Florián Paucke, que nos dejó gracias a Dios, a sus escritos y a sus dibujos, una historia vigente, viva, extraordinaria"

Por su parte el vicegobernador Fascendini resaltó el valor de la muestra y recordó las permanentes conversaciones con Baucero sobre cuál es en realidad la primera colonia agrícola, ya que si bien Esperanza es considerada como tal, Baucero sostiene que lo fue San Javier, por iniciativa de Florian Paucke.

También estuvo presente el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, quien dijo que "recordar o celebrar siempre es una mirada al pasado, reconocer nuestra historia, amarla, pero lo hacemos desde un presente que nos compromete, no es un recuerdo nostálgico de lo que fue, sino un presente de aquella semilla que quiere seguir construyendo, es también abrirnos al futuro que nos compromete. En un mundo con tantas grietas, qué lindo es encontrar historias que testimonian valores como la justicia, la verdad, la fraternidad, esta historia que tenemos aquí es una reliquia", manifestó el purpurado, quien prometió que "cuando lo vea a (el Papa) Francisco, le voy a decir que en San Javier sigue presente la memoria de Florián".

En el acto también estuvieron el sacerdote Sergio Capocetti, a cargo del santuario San Francisco Javier, donde se encuentran las obras de Paucke, autoridades policiales, integrantes de la Comisión del Museo y miembros de las tres comunidades originarias de San Javier.

Comentarios