La Región
Domingo 25 de Junio de 2017

Firmat logrará una gran mejora en el suministro de gas

Al fin podrán concretar la nueva planta reguladora que permitirá optimizar la presión y el suministro. La obra estaba frenada por una controversia

Luego de una serie de marchas y contramarchas, la ciudad de Firmat podrá concretar finalmente la construcción de una nueva planta reguladora de gas cuya finalización estaba frenada por una controvertida situación que acaba de ser resuelta a favor de los intereses de la comunidad.

La obra posibilitará mejorar la presión del suministro y hacer frente a la creciente demanda que en época invernal suele superar el caudal de consumo autorizado por Litoral Gas. Y al mismo tiempo, preparará al sistema para la realización de nuevas conexiones domiciliarias una vez concretadas las inversiones en materia de infraestructura que la Nación prevé hacer en la región a los efectos de resolver el problema del abastecimiento gas natural en forma integral.

El superado escollo allanó el camino para que Firmat Gas SA, una firma con mayoría accionaria en manos del Estado local que tiene a cargo la prestación del servicio, suscriba el contrato que contempla la ejecución de la segunda y última etapa de la esperada obra adjudicada a la empresa Abbondanzieri Construcciones SRL.

El convenio apunta a la "mano de obra para la ejecución de las ramas de alta presión y cámara reductora de presión denominada nueva ERP 70/15/1.5 bar", según puntualizó el municipio en un comunicado donde resalta la importancia que implicará para la población firmatense el emprendimiento en cuestión.

Segunda planta

Se trata de la segunda planta reguladora de presión que se pondrá en funcionamiento en Firmat cuando estén finiquitados los trabajos, que podrán encararse gracias a la actual gestión del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). El organismo facilitó al municipio y Firmat Gas reflotar el proyecto original, que fuera aprobado en 2006 y que, por distintos razones, no habían podido plasmar en la realidad.

Tras ello, llevaron adelante una serie de tramitaciones ante Litoral Gas SA. que revalidó los planos diseñados inicialmente para poder continuar con "esta obra de infraestructura de suma importancia para la ciudad ya que va a permitir afrontar tanto la caída de presión de suministro como los excesos de consumo al caudal autorizado", explicaron.

Largo derrotero

Lo descripto marca el corolario de un largo derrotero de acciones encaradas especialmente desde el municipio para alcanzar el objetivo trazado, y que casi queda trunco.

Ocurre que, tras haber conseguido en 2012 la habilitación para la planificada planta, el gobierno local, al no contar con financiamiento, creó con aportes de los 6.200 usuarios del servicio de gas un fondo de más de 2 millones de pesos destinado a costear la obra. Pero luego se vio impedido de concretar estos trabajos por un excedente en el consumo de metros cúbicos de gas permitido para la ciudad, lo que obligó a generar una alternativa tendiente a remediar la compleja e inesperada situación.

Así fue que surgió, tal como dio cuenta en su momento La Capital, el proyecto de una planta de propano de aire para gas envasado, que finalmente quedó sin efecto cuando recientemente la actual intervención del Enargás tomara conocimiento de lo actuado y considerase que lo más conveniente era retomar la iniciativa primaria.

Lo sugerido fue celebrado por el municipio y Firmat Gas, ya que no tardaron en gestionar, con éxito, ante los organismos competentes el visto bueno para revalidar y avanzar en la culminación de la nueva planta reductora de gas, tal como había sido programada años atrás.

Tras rubricarse el contrato, el secretario municipal de Finanzas, Diego Bullorini, estimó que, de no mediar imprevistos, los trabajos estarán terminados cerca de fin de año.

Y en esa línea, sostuvo que "con la realización del reflotado proyecto original de la obra se logrará una mejora sustancial en el suministro y la regulación de la presión en todos los barrios de la ciudad además de dejar preparado el sistema para futuras conexiones domiciliarias". Esto dependerá, es cierto, de la construcción del gasoducto regional sur planificado por Nación en territorio santafesino.

La buena nueva fue expuesta en una reunión en la que participaron el intendente Leonel Maximino, el secretario de Servicios Públicos, Claudio Garziera, autoridades de Firmat Gas encabezadas por la directora Nora Giampaoli, y el titular de la firma responsable de las tareas, Juan Carlos Abbondanzieri.

Los recursos para la obra están retenidos por el municipio desde 2013.

Comentarios