La Región
Domingo 02 de Julio de 2017

Estudiantes construyeron una mano ortopédica para una niña de Correa

Son alumnos de la Escuela Técnica Nº 281 "General Manuel Savio" de Firmat. Desarrollaron la idea y la concretaron con una impresora 3D.

"Lo primero que hizo fue probar si podía abrir la puerta su habitación y lo logró sin inconvenientes". La frase reflota el inolvidable momento en que Angelina experimentó la satisfacción de manipular con éxito la mano ortopédica que estudiantes de sexto año de la Escuela Técnica Nº 281 "Gral. Manuel Savio" de Firmat desarrollaron a través de una impresora 3D para esta nena de apenas 5 años que vive en la localidad de Correa, ubicada a unos 90 kilómetros de aquella ciudad del departamento General López.

Así lo recordaron al ser recibidos junto a docentes y directivos de la institución escolar por el intendente, Leonel Maximino, quien estuvo acompañado de algunos miembros de su gabinete, para reconocer y valorar su labor.

Para los jóvenes haber sido protagonistas del proyecto fue tan movilizante como cuando llegaron a la vivienda de la pequeña para entregarle la prótesis que apenas ensamblada le dibujo en su rostro un gesto de felicidad que marco el inicio de una nueva vida.

"La nena estaba junto a familiares y vecinos y al vernos llegar vino corriendo y luego de abrazarse con el profesor le dimos lo prótesis que estaba esperando y fue muy emocionante compartir esa experiencia en un clima festivo", coincidieron en señalar Federico, Lucas, Bruno y Valentín al describir la sensación que produjo en el grupo alumnos el esperado encuentro con la chiquita a la que no conocían personalmente al igual que a sus padres con los que se comunicaban por medio de mensajes de Whatsapp para intercambiar datos.

La iniciativa fue posible gracias al vínculo virtual que la institución escolar estrechó hace un tiempo a través de un docente con la ONG Atomic Lab, que se dedica a facilitar el acceso gratuito a prótesis de manos o brazos a chicos que necesitan.

Se trata del profesor, Gustavo Isola, quien luego de que la institución escolar pudiese adquirir por medio de subsidios provenientes de legisladores provinciales dos impresoras 3D no tardó en sumarse a la organización y convertirse en embajador de la misma con la vista puesta en la solidaridad. Ello abrió las puertas para que por cuestiones de proximidad el caso de Angie, como le dicen a la menor, sea, aceptación mediante, derivado a la escuela firmatense.

Al comprometerse con el proyecto los voluntariosos alumnos pusieron, bajo supervisión docente, manos a la obra para convertir en realidad un verdadero acto de amor sin esperar nada a cambio excepto la felicidad de la pequeña.

mano1.jpg
La mano fue construida con derivados de almidón de maíz.
La mano fue construida con derivados de almidón de maíz.

Fuera de horario

La responsabilidad y seriedad con que el grupo asumió el desafío fue tal que hasta trabajó los fines de semana fuera de horario escolar para culminar en 22 días lo planificado. Tras obtener de la ONG los archivos digitalizados con los planos correspondientes, el equipo primero avanzó hacia la impresión de un prototipo para luego, una vez ajustado todos los detalles, moldear la prótesis definitiva cuyos colores rosa y violeta fueron personalizados en base a la elección de la niña.

"Los jóvenes tienen proyectos y es importante estimularlos y acompañarlos desde el ámbito escolar"

El producto con el que fue confeccionada la mano ortopédica que necesitaba la nena a causa de un problema de nacimiento está hecho con un plástico especial derivado del almidón de maíz para evitar problemas o reacciones adversas.

Así lo explicaron los jóvenes estudiantes para luego detallar que la prótesis consta de una parte fija y otro móvil cuyo sistema de funcionamiento de apertura y cierre es similar al de una pinza que permite el agarre de distintos objetos. "Se adaptó enseguida y hasta tomo una bandeja para servir sandwichitos", recordaron con simpatía algunas de las acciones de la niña que fortaleció el cariño que ya le tenían antes de conocerla y abrazarla.

"Lo hecho se inscribe en el marco de un proyecto escolar que tuvo como objetivo solucionar un problema de discapacidad y la ida es seguir sumando y avanzando por este camino", dijo el director de la Escuela, Jorge Porta. Y en tal sentido adelantó que otro grupo de estudiantes ya está trabajando en el diseño de una bicicleta para una persona con problemas de movilidad aunque prefirió no brindar mayores detalles.

El titular de la institución además rescató lo realizado al sostener que "este tipo de acciones demuestran que los jóvenes tienen proyectos y es muy importancia estimular y acompañar en tal sentido desde el ámbito escolar".

En tanto, Maximino expresó al grupo en representación de la comunidad firmatense su "profundo agradecimiento por este proyecto tan significativo y llevado adelante con empeño y dedicación".

Y en esa línea manifestó el "orgullo" que significa para la ciudad "este logro que trascendió las fronteras de la institución educativa y Firmat, demostrado lo que se puede conseguir cuando trabajan en equipo alumnos, docentes y directivos pensando, en este caso, en la salud y calidad de vida del prójimo".

Tras resaltar que "ustedes están en 6º año y dejan un importante camino marcado para sus compañeros" el intendente comprometió el apoyo del gobierno municipal en las diferentes iniciativas que emprenda la escuela.

Comentarios