La Región
Miércoles 12 de Abril de 2017

En Melincué trabajan contrarreloj para evitar el ingreso de la laguna

No obstante cálculos optimistas estiman que, de persistir el buen tiempo, la delicada situación podría ir normalizándose

El buen tiempo pronosticado hasta por lo menos el domingo próximo atemperó los exaltados ánimos de la sociedad de Melincué en general y a pesar de que el agua provenientes de otros lugares y que desembocan en la laguna son una triste postal, se estima que de no llover se iría regulando la grave crisis hídrica. El trabajo mancomunado entre provincia y comuna es denodado por estas horas, a pesar de las rispideces entre referentes de la comuna y la provincia.

Lo cierto es que este diario consignó ayer que hubo un importante operativo desarrollado para tratar de contener el desborde de la laguna. El alerta se encendió tras ceder parte del terraplén ubicado sobre la ruta 90, a metros del acceso a la localidad, lo que provocó el ingresó abundante agua en el ejido urbano.

Entre 150 milímetros y 200 fueron los caídos en los últimos días en distritos cercanos a Melincué tales como Labordeboy, Hughes, Elortondo o Chovet, entre otros cercanos. Esa situación influyó directamente en el crecimiento desmedido de la laguna, lo que provocó el avance de las aguas sobre los terraplenes ubicados para evitar el ingreso al casco urbano de la localidad.

Situación delicada

Para el presidente de Bomberos Voluntarios de Melincué, Roberto Rodríguez, "la situación es delicada porque todavía falta ingresar aguas de otros lugares, pero por otro lado es auspicioso el clima que está anunciado hasta el domingo incluido".

Asimismo agregó que "Las napas con este sol pueden soliviarse y sobre todo bajar los pozos ciegos porque ésta localidad no cuenta con cloacas".

El espejo lagunero tuvo un piso histórico de 16 mil hectáreas que fueron variando de acuerdo a las inclemencias climáticas. Un guardafauna local había asegurado que podría llegar a las 20 mil hectáreas en la actualidad, aunque para Rodríguez esa cifra "no se puede establecer fehacientemente ya que es muy difícil de medir, tras asegurar que esa cantidad fue la que hubo en el año 2003. Pero tampoco lo descarto".

La cobertura periodística realizada no estuvo ajena a las críticas y hasta incluso un diputado se atrevió, en estricto off, a sostener que "fue lamentable lo de un medio que hizo poner a una mujer a decir que «así estamos viviendo en Melincué», en el medio del agua. Pero en esto hay mucha fantochada y medios que responden a un interés, que nada tienen que ver con lo que sucede en el pueblo de Melincué".

Crisis hídricas

Las grandes crisis hídricas por las que atravesó Melincué datan de distintas décadas. La peor fue en la década del 70, que fue cuando el hotel casino quedó sepultado por las aguas para nunca más poder recuperarse.

El hotel había sido construido a finales de la década del 30 y fue orgullo nacional. La gran inundación de los años 70 se lo devoró y desde allí la localidad perdió más de tres mil habitantes, que se exiliaron de Melincué por las constantes inundaciones.

Las otras grandes crisis fueron en los años 2001 y 2003, y Rodriguez las recuerda con pesar. "Todo comenzó en 2001, pero lo más grave sucedió en 2003 dónde prácticamente casi quedamos sumergidos por las aguas de no ser por los terraplenes que se construyeron en la gestión del gobernador Carlos Reutemann. Luego, en 2007, se instalaron las bombas en la gestión del ex gobornador Jorge Obeid y eso trajo alivio".

Para el presidente comunal, Gabriel Rébora, "faltan obras de fondo porque a este paso nosotros nunca vamos a sacar totalmente el agua, sino que será una amenaza constante como lo que estamos padeciendo ahora".

Evitar la llegada de aguas abajo

En sintonía se expresó el diputado de Firmat del FPCyS, Gabriel Real, quien resaltó que "es necesario un estudio profundo para evitar la llegada de aguas abajo. También es cierto que es una cuestión cíclica y que el gobierno provincial está dando las respuestas necesarias para salir de esta coyuntura que es histórica, si se tiene en cuenta los antecedentes de la laguna Melincué".

Lo cierto es que ayer las máquinas de la provincia y de la comuna trabajaban sobre la ruta 90 para tratar de aliviar la situación en la laguna, en la zona del acceso al casino, lo que impedía la normal circulación por la zona.

El titular del Nodo 5 con asiento en Venado Tuerto, Diego Milardovich, sostuvo: "Le dimos todo el apoyo necesario a la comuna de Melincué y, de hecho, lo venimos haciendo desde la primera crisis hídrica de un mes atrás. No es cierto que no lo estamos haciendo y la prueba es la cantidad de maquinaria que ayer estuvo trabajando en esa localidad. Sucede que también existen problemas en otros lugares tales como Teodelina o María Teresa, entre otros. El problema es general en el departamento General López, o al menos en muchas localidades".

Autoconvocados

Los vecinos autoconvocados de Melincué mantuvieron una reunión con autoridades provinciales para entregarles un petitorio en donde solicitaban revisar algunas otras obras hídricas de la región que estarían perjudicando a Melincué, reclamar el apoyo a los medios para temperar la situación y la plena colaboración del Estado provincial, cuestión que el diputado socialista de Venado Tuerto descartó de plano. "La provincia está al pie del cañón en esta cruzada. Por suerte el clima acompaña".

Rébora, por su parte, se quejó de la falta de apoyo total de la provincia en obras claves pero a su vez reconoció que "ahora están trabajando a full y esperemos que sigan y no que nos relajemos cuando haya buen clima. Estamos trabajando la comuna y la provincia codo a codo para revertir esta situación pero faltan obras de fondo".

Desvíos

Debido al desborde registrado en la laguna Runciman, se realizan desvíos en la ruta provincial 14 en el tramo entre la ruta 8 y María Teresa. La Policía de Seguridad Vial de la provincia estableció el corte y desvío en la intersección de la 8 y 14 mientras que desde María Teresa el tránsito es asistido. Además, con respecto a la ruta provincial 18, las autoridades recomiendan circular con precaución por presencia de agua sobre la calzada en el kilómetro 2, a la altura de Puente Gallego.


Comentarios