La Región
Lunes 27 de Febrero de 2017

"Ellos velaban por los pasajeros, pero los desperfectos eran innumerables"

La esposa de Aníbal Pontel, uno de los choferes fallecidos en la tragedia de la ruta 33, aseguró que "los desperfectos de los colectivos eran innumerables", y reveló que su marido "más de una vez se negó a sacar el colectivo". +

Sandra, la esposa de Aníbal Pontel, uno de los dos choferes que murieron en la tragedia de la ruta 33, aseguró hoy que su marido siempre se quejaba del estado de los micros de la empresa Metropolitana y reveló que, en más de una oportunidad, se negó a sacar el colectivo porque no reunía las condiciones de seguridad mínimas necesarias para transportar pasajeros.
"Los desperfectos de los colectivos eran innumerables", aseguró la esposa del conductor que perdió la vida en la colisión de dos ómnibus en la ruta 33 a la altura de la vecina ciudad de Pérez en el que fallecieron doce personas. "Hacía muchísimo tiempo que esto era así, y nadie los apoyó, ni delegado tenían, el gremio no los acompañó", añadió.
"Ellos trababan de ser lo más correctos posibles, velaban por sus pasajeros, pero llegaba un momento que la situación era insostenible y más de una vez se negó a sacar el colectivo", enfatizó Sandra, quien ratificó la denuncia que hizo hoy su hija, Brenda, quien aseguró que Aníbal "siempre peleaba por las condiciones de los colectivos".
Asimismo, aseguró que otro de los problemas que tenían los empleados de Monticas era "la falta de descanso en la punta de línea, los dobles turnos", y añadió: "No sé por qué motivo no tomaban choferes, los compañeros se suplantaban entre ellos y cuando llegaban los fines de semana ninguno sabía qué franco iba a tener y no podía hacer programa con la familia".

Comentarios