La Región
Miércoles 25 de Enero de 2017

El chico sospechado del incendio en Rufino quería morir con la familia

Así lo expresó en una carta redactada previamente. Su intención habría sido que murieran la pareja de su mamá, su pequeña hermana y él mismo

El adolescente de Rufino que la Justicia tiene como sospechoso de haber iniciado intencionalmente el incendio que terminó con la vida de la pareja de su mamá y su pequeña hermanastra será indagado hoy por el juez de Menores de Venado Tuerto, Leandro Martín. Fuentes cercanas a la causa confirmaron que el chico había dejado una carta en la cual manifestaba su intención, no sólo sobre las dos víctimas sino también de terminar con su propia vida con las llamas.

Alrededor de las 3 de la mañana del lunes, un incendio se desató en la vivienda de República de Israel al 100, de Rufino, en el cual perecieron Marcelo Cuello, un contador de 50 años, y su pequeña hija de dos años, quien tenía Síndrome de Down, fruto de su pareja con la mamá del adolescente sospechado. Las primeras pericias ubicaron el foco ígneo en el dormitorio del matrimonio donde dormían Cuello y la nena, mientras que a esa hora la mamá estaba fuera de la casa por razones de trabajo. Además, encontraron rastros de material inflamable en la casa, que sería kerosene.

El adolescente, de 15 años, fue hallado por los Bomberos y la policía escondido en el techo de una vivienda lindera con marcas de quemaduras en una de sus manos. Primero fue llevado al hospital Samco local y luego trasladado a Venado Tuerto por disposición del Juzgado de Menores de esa ciudad con jurisdicción sobre Rufino.

Desde el primer momento de la investigación, que quedó a cargo del juez Martín y el fiscal de Menores, Damián Cassullo, diversos testimonios apuntaron contra el chico quien habría tenido desavenencias previas con la pareja de su mamá.

Fuentes judiciales dieron cuenta que la indagatoria al chico, que en un principio se especulaba podría haberse hecho ayer, se difirió para hoy ya que debieron esperar que llegaran la totalidad de las actuaciones de Rufino a Venado. En cambio, sí se les tomó declaración testimonial a dos vecinos de la malograda familia.

Por otra parte, la Fiscalía pedirá una pericia psíquica y otra psicológica a fin de evaluar la capacidad de comprensión del joven acusado, aunque eso se daría después de la indagatoria prevista para hoy.

Un elemento que se sumó al expediente fue la información sobre la existencia de una carta escrita por el adolescente, la cual fue confirmada y remitida a sede judicial por la policía. Según trascendió, en esa misiva el chico aborda varias aristas de sus relaciones interpersonales ya que allí alude al fallecido Cuello, a sus amigos y a sus tíos, entre otros, donde manifestaba además la decisión de acabar con la vida de sus víctimas y también de la propia, todo por la vía de un incendio.

El adolescente fue descripto por allegados a la investigación como un chico que "transitó su corta vida con la mayor normalidad, buen alumno y sin llevarse ni una sola materia". Incluso a los investigadores les llamó la atención la "corrección con que redactó esa carta, infrecuente en un chico de su edad", dijeron.

En tanto, el sospechoso, que se encuentra en el Centro de Alojamiento Transitorio de Venado Tuerto, fue entrevistado por una asistente social a fin de conocer el entorno familiar y social.

La mamá, quien quedó en estado de shock al tomar conocimiento de la tragedia, ya fue dada de alta médica y se pedirá su testimonial ante la Justicia, pero esto no se realizaría de inmediato dada la conmoción por la que aún atraviesa.

Por otra parte, tampoco se definió aún la carátula del expediente que estará directamente relacionada con la imputación que se haga, pero una de las posibilidades es que sea estrago doloso por incendio agravado con muerte de personas.

Asimismo, medios locales indicaron que los restos de Cuello y su hija eran velados en la sala de la Cooperativa Eléctrica de Rufino, y se prevé su inhumación hoy a las 10 de la mañana.

Comentarios