La Región
Domingo 05 de Marzo de 2017

Dos funcionarias de Funes dejaron sus cargos por presunto cobro de doble aguinaldo

Renunció Mariela Masau, secretaria de Hacienda. Rocío Zorrilla, subsecretaria de Gobierno, fue desplazada por decreto.

La denuncia de concejales funenses sobre el presunto pago de doble aguinaldo a funcionarios de la Municipalidad tuvo esta semana su consecuencia política: la renuncia de la secretaria de Hacienda, Mariela Masau, y el desplazamiento de la subsecretaria de Gobierno, Rocío Zorrilla. El intendente, Diego León Barreto, designó a dos hombres para reemplazarlas, que ya comenzaron a cumplir sus funciones. El martes, en la apertura de las sesiones del Concejo, el mandatario brindaría detalles de las nuevas gestiones tras los cambios.

   Cinco concejales de la ciudad (Roly Santacroce, Juan Miguez, Juan Ignacio Rímini, Ana Martelli y Luis Dolce) habían solicitado explicaciones a las funcionarias a cargo de Hacienda y Gobierno junto al contador general del municipio Mario Ceresa el viernes 17 del mes pasado, tras la denuncia sobre el presunto cobro doble aguinaldo por parte de personal de gabinete.

   Disconformes con sus explicaciones, requirieron una audiencia con el intendente y le pidieron el desplazamiento de ambas funcionarias por el presunto error administrativo.

   En consecuencia, días después Masau presentó su renuncia a la Secretaría de Hacienda, la que fue aceptada. En su lugar asumió el contador Ricardo Perrone. Por otro lado, León Barreto decidió desplazar a Zorrilla de la Subsecretaría de Gobierno y tomó el cargo el abogado Guillermo Grisolía.

Asesor externo

En diálogo con La Capital, el nuevo subsecretario de Gobierno funense narró: "Venía asesorando al intendente desde el aspecto técnico, el miércoles me llamó para reunirnos y me comentó que había tenido desde el Concejo la solicitud de apartamiento de Zorrilla, pero fue a título de comentario. El jueves por la mañana me confirmó que había sido desplazada del cargo y me preguntó si me interesaba ocupar ese lugar". Sobre la metodología, aclaró: "Fue una decisión del intendente, a través de un decreto, desconozco si ella había o no ingresado su renuncia. A Rocío Zorrilla la conozco por nombre, ni siquiera sabría identificarla físicamente".

   Grisolía asumió el jueves al mediodía, y enfatizó conocer en profundidad lo sucedido con los dobles aguinaldos: "Estaba al tanto porque patrociné el descargo espontáneo de León Barreto en la Fiscalía y la presentación de toda la documentación. El municipio fue muy claro desde un primer momento, se trató de un error administrativo que fue detectado en forma inmediata. No pasaron ni 48 horas desde que se produjo el depósito, se constató el error y se ordenó la reversión del acto administrativo". Asimismo, confirmó que son ocho los funcionarios involucrados.

   Además, el abogado avanzó sobre el tema, que para la gestión estaría concluido: "El viernes presentamos la documentación faltante, que son los recibos de sueldo donde están descontados los montos que se habían depositado incorrectamente y en el caso de los funcionarios que ya no están en el gabinete se incorporaron los recibos de pago por caja con el reintegro de los importes". Y destacó: "No hubo afectación a las arcas".

Renuncia

Por su parte, Masau, quien presidía la Secretaría de Hacienda, presentó su renuncia pocos días después de la solicitud de los concejales. "Fue a raíz de este hecho, aunque ella misma manifestó que iba a presentarla por cuestiones personales y lo que pasó lo aceleró", contó al respecto Grisolía.

   El nuevo funcionario de la cartera de Gobierno forma parte del Frente Renovador. Según precisó, el acercamiento a la gestión de León Barreto nace a través de su colaboración voluntaria como letrado, externa a la gestión. Definió su relación como "muy sincera". Sobre su trabajo, detalló que "la idea es relanzar la gestión a partir de nuevas pautas que va a comunicar el intendente en la apertura de las sesiones el martes próximo".

   Entre las ideas para esta nueva etapa, el ahora funcionario esbozó: "Está en estudio por ejemplo la creación del Concejo Económico y Social de Funes, que tiene rango constitucional, y desde ahí darle una impronta distinta a la relación con las instituciones".

   Al concluir, Grisolía describió: "La gestión tiene sus problemas como cualquier otra, pero el vecino no tienen que tener ningún tipo de duda de la transparencia del intendente y su equipo, no hay que dejarse llevar por los dichos políticos ni el uso político de determinadas situaciones, lo importante es que hay grandes obras en marcha y que la Municipalidad está ordenada, el objetivo es traer aires e ideas nuevas después de un año agotador".

Comentarios