La Región
Miércoles 14 de Junio de 2017

Definen esquema para garantizar la cobertura de Pami en Firmat

Lo anunció la directora ejecutiva de Pami Rosario, quien además adelantó que hoy se difundirán más detalles sobre la prestación de servicios

"No podemos exigirle a un privado que continúe con las prestaciones, pero si cambia de postura y decide volver, estamos dispuestos a recibirlo". Con esa frase la directora ejecutiva de Pami Rosario, María Milva Sánchez, se refirió a la decisión de Sanatorio Firmat S.A de "finalizar toda tratativa en relación a la pretendida revinculación con el Pami", como dio cuenta en su edición de ayer LaCapital, aunque dejó la puerta abierta para que revea lo resuelto a fin de retomar las negociaciones.

No obstante, la funcionaria aseguró ayer a este diario que la obra social de los jubilados y pensionados nacionales ya tiene definido un esquema prestacional para garantizar atención a los 9.000 afiliados con que cuenta en Firmat y la zona. También adelantó que hoy se conocerán los detalles sobre la modalidad del nuevo sistema.

Pero la salida para sortear el conflicto no satisface las expectativas que tenían los abuelos firmatenses ante la posibilidad de que el Sanatorio Firmat retomase —lo que finalmente no sucedió—, al menos parte de los servicios que dejó de prestar desde el 1º de junio, al quedar afuera del sistema por no aceptar el nuevo contrato ofrecido por Pami.

Al cortarse la relación contractual, el establecimiento sanatorial ofreció cubrir el primer nivel de salud y a partir de allí se suscitaron una serie de marchas y contramarchas que terminaron de la forma menos deseada.

Mientras Pami se encargó de mostrar públicamente su aceptación a tal propuesta pagándole, como pretendía, por prestaciones realizadas y no a través del sistema capitado, desde el efector salieron al cruce asegurando que nunca recibieron respuesta del instituto, lo que tensó aún más la relación y tiró por la borda las chances del acuerdo que esperaban los afiliados.

Ante la decisión adoptada por Sanatorio Firmat de dar por cerrada "cualquier instancia de negociación" con Pami, los afiliados ya no tendrán posibilidad de recibir atención en este nosocomio, reconocido en la región como uno de los mejores en materia de equipamiento y calidad de servicios.

Internaciones

Ahora, tal como se adelantó días atrás por este medio, las internaciones de jubilados firmatenses y de localidades vecinas son derivadas a los sanatorios venadenses Castelli y San Martín, mientras que los afiliados de comunidades que están a una menor distancia de Casilda pueden recibir la cobertura de un prestador de esa ciudad, según indicó ayer Sánchez.

Pami además avanza en tratativas para cerrar con dos clínicas firmatenses la cobertura en el primer nivel de salud en materia de estudios y consultas de especialidades, mientras que la atención médica de cabecera, que nunca estuvo en riesgo, se mantendrá como hasta ahora.

En tanto, las urgencias, hasta que se resuelva acordar con algún prestador tal servicio, son absorbidas por el Hospital General San Martín que, de estar en condiciones, luego deriva a los pacientes internados a otros centros de salud de la zona.

El cambio afectó principalmente a los poco más de 4.000 afiliados de Firmat, ya que el resto de los jubilados de la zona que dependen de Pami tendrán que seguir movilizándose, como lo hacían anteriormente, hacia otras localidades.

"Aceptamos las prestaciones parcializadas propuestas por los directivos de Sanatorio Firmat e incluso resolvimos hacer una excepción y pagarle de manera diferente a lo acordado con los demás prestadores de Pami, pero así y todo continuó afirmando que no tuvieron respuesta y nos enviaron una carta documento dejando al descubierto que no querían continuar, aunque si cambian de idea no tenemos problemas en que retome las prestaciones", insistió Sánchez.

Desde el Centro Regional de Jubilados y Pensionados Nacionales —entidad que ya realizó dos movilizaciones en demanda de soluciones—, su presidenta, Rosa López, lamentó lo sucedido y consideró que Pami "tiene que seguir insistiendo para intentar llegar a un acuerdo con el Sanatorio Firmat. Este es el mejor efector privado de la zona y si es necesario tendría que mejorarle la oferta para que revierta su postura y acepte porque, de lo contrario, somos miles los jubilados de Firmat que tendremos que viajar a Venado teniendo un sanatorio a la vuelta de nuestra casa, lo que significa un verdadero despropósito". Si bien las cartas ya están echadas, la dirigente dijo que "hay que esperar" al no descartar que surja un cambio de rumbo que llegue a buen puerto.

Comentarios