La Región
Lunes 11 de Septiembre de 2017

Crearon la Casa del Donante en Funes para ayudar y concientizar

"Todos tenemos más posibilidad de necesitar un trasplante que de ser donantes", dijo María Moscato, quien recibió un riñón hace dos años.

María Laura Moscato es una mujer que hace casi dos años —más precisamente el 26 de octubre de 2015— fue trasplantada de riñón, tras que en 2014 se le detectara una insuficiencia renal severa. Vive en Funes y es una convencida —por sobrados motivos— que "donar es dar vida". En diálogo con LaCapital comentó sobre cómo su idea de implementar un lugar para ayudar a quienes necesiten un trasplante se está plasmando en realidad a través de la Casa del Donante.

Moscato comentó que su agradecimiento por el trasplante cuando llegó su "ángel donante" la impulsó a hacer algo para ayudar a tantos necesitados de un órgano en la Argentina. "Busco crear conciencia sobre la necesidad de que todos seamos donantes. Todos tenemos más posibilidad de necesitar un trasplante que de ser donantes", dice Moscato, y acotó que en el país hay más de 10 mil personas en lista de espera de un órgano. "Si uno puede ponerse en el lugar de cada una de esas personas, no dudaría en donar", afirmó.

Además Moscato aclaró que antes de su trasplante estuvo haciendo diálisis dos años y que siempre su deseo fue el de concientizar para la donación. Hace tiempo creó un grupo de Whats App que se llama "Aferrados a la vida", que suma a un grupo de familias de trasplantados y otras que están en lista de espera.

Hace unos días, Moscato se reunió con el intendente de Funes, Diego León Barreto, y en el encuentro le presentó su proyecto para crear un lugar de ayuda al donante en Funes. El intendente no sólo respaldó la idea de que la ciudad sea referencia nacional como comunidad donante, sino que además alentó que se logre concientizar a todos los habitantes sobre lo vital que es salvar vidas. Ante esto, León Barreto creó por decreto un programa denominado Funes Ciudad Donante, que apunta a fijar allí la Casa del Donante a manera de centro de apoyo, brindar datos y contención a quienes necesitan trasplantes de órganos, tejidos, sangre o médula.

"Hallé en León Barreto el respaldo para concretar este sueño que tenemos con mi familia para poder ayudar", dijo Moscato, y destacó la tarea de la edila funense Anita Martelli y la ayuda del Centro Unico de Donación, Ablación e Implante de Organos (Cudaio). Y acotó, en referencia al proyecto de la Casa del Donante, que "la idea se basa ya sea en la colecta de sangre, la donación de órganos, en fomentar la concientización, y en la ayuda a quienes están en lista de espera para un trasplante".

Moscato aclaró que "cada tres o cuatro meses una persona puede donar unos 450 centímetros cúbicos de sangre", y alentó a que se efectúen distintas "campañas de concientización, ya sea con charlas en escuelas y vecinales de Funes, asesoramientos para desmitificar temores y lograr que la donación voluntaria sea habitual, al igual que la de plasma y plaquetas". Además dijo que se busca elaborar "una lista de donantes a quienes recurrir en caso de una emergencia en la zona".

Asimismo el proyecto apunta a la inscripción de potenciales donantes de médula ósea y tareas materiales y abordajes que pueden respaldarse en el Programa Provincial de Hemoterapia. También se fija que para la donación se realicen colectas y se organicen encuentros deportivos como caminatas o maratones promoviendo la donación de sangre y de órganos, y trabajar junto con el área de Discapacidad y Salud del municipio funense.

"En el proyecto —comentó Moscato— se busca que, en Funes, cuando una persona va a hacer trámites de la licencia de conducir, tras una charla de seguridad vial, se apunte a que se realice —junto a las actas oficiales del Incucai de registro voluntario de donante— una campaña breve de concientización sobre la actitud de donar".

Asimismo desde la Casa del Donante se orientará y ayudará al trasplantado y a pacientes en espera, y se tendrán datos fehacientes de los mismos. Se dará información para conocer y respetar las leyes 24.193 —de trasplante de órganos y tejidos—, la 26.928 —sistema de protección integral del trasplantado y del paciente en lista de espera—, y la provincial 13.397, de 2013. Además se coordinará la promoción en el día de elecciones de campañas de concientización, así como en plazas y accesos a la ciudad.

Datos de los últimos meses

El Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) informó hace unos días que en la Argentina, se realizaron 386 donaciones de órganos de enero hasta fin de agosto de este año y que gracias a ello se pudo lograr que 981 pacientes concreten trasplantes. En agosto, solamente en Santa Fe, hubo nueve donaciones efectivas de órganos —cuatro se realizaron en sanatorios privados y las restante en hospitales—, sobre un total nacional de 59 casos. En lista de espera para órganos están 7.900 pacientes y para córneas 2.930 personas. Hay 571 pacientes que en la provincia aguardan por un trasplante de un órgano y 35 de córnea.

Cabe acotar que el director del Cudaio, Martín Cuestas, detalló que "en agosto de los 59 procesos de donación en el orden nacional, los nueve que fueron concretados en la provincia provinieron de donantes de los hospitales Clemente Alvarez de Rosario, Eva Perón de Baigorria y Cullen de Santa Fe, y del sanatorio Ipam de Rosario, el Instituto del Diagnóstico y los sanatorios Americano y Santa Fe de la capital provincial".

Además, explicó que desde 2016 en la provincia se implementa, bajo lineamientos del Ministerio de Salud, un programa de integración de los efectores privados a las actividades de donación que beneficia a docenas de pacientes en lista de espera. En el 2017 de 51 donaciones en la provincia, 16 corresponden al sector privado, un promedio bastante superior a lo que se constata en el resto del país. Según el Incucai la provincia contribuyó desde enero al 31 de agosto de este año con 51 donantes, lo que representa más del 13 por ciento del total nacional.

Comentarios